Cristina Kirchner almorzó a solas con el papa Francisco por más de dos horas

La Presidenta llegó minutos después de las 9 al encuentro con el pontífice con una bota ortopédica por un esguince en su tobillo izquierdo
(0)
17 de marzo de 2014  • 14:59

Minutos antes de las 13 (9 en la Argentina), el papa Francisco se apostó en la puerta de una sala de la residencia Santa Marta a la espera de su tercer encuentro con la presidenta argentina, Cristina Kirchner . Sin embargo, la mandataria llegó unos diez minutos tarde, con una bota ortopédica en su pie izquierdo y una visible dificultad al caminar. Al excusarse, le contó a Jorge Bergoglio que tuvo un esguince en el tobillo.

Del encuentro participaron una comitiva vaticana, encabezada por el secretario de Estado, Pietro Parolin, y otra argentina, de 14 personas, encabezada por el canciller, Héctor Timerman , y a la que se sumó un "grupo de apoyo" de 31 personas más.

Tras un "doble beso" a la europea, y bajo la mirada de la Virgen Desatanudos desde un cuadro de la residencia donde vive Francisco, llegó el momento del intercambio de regalos.

Entre ellos, había un cuadro de Santa Marta de Lima que, según señaló la Presidenta, fue pintado con vino Malbec argentino. "¡Está muy lindo!", le dijo Francisco.

También le dio un termo celeste y blanco de plástico con una inscripción que recuerda el bicentenario y tres libros sobre las presidencias argentinas y el modelo kirchnerista. La mandataria llevó asimismo una fotografía de Bergoglio, cuando era muy joven, trabajando en la villa 21-14 de Barracas junto a Lorenzo De Vedia, el padre "Toto".

"Me la dieron cuando visité el barrio, la pasamos súper con ellos", le dijo la mandataria.

El Papa, en tanto, le regaló a la jefa de Estado una imagen de San Martín en bronce y su primera exhortación apostólica, Evangelii Gaudium .

Más tarde, Francisco y Cristina compartieron un almuerzo a solas en otra salita, donde estuvieron más de dos horas y media conversando, comida "liviana" mediante, según dijeron desde el Vaticano.

"Cordial, distendido, familiar", fueron los adjetivos usados por la delegación argentina para describir el encuentro.

Apenas terminó el almuerzo, el Papa mantuvo el rol de anfitrión que supo demostrar desde un primer momento y acompañó a Cristina hasta la puerta de Santa Marta, desde donde se fue sin hacer declaraciones a la prensa.

Según comunicó el vocero vaticano, Federico Lombardi, la visita de la Presidenta "tuvo el objetivo de presentar al Santo Padre el saludo, el augurio y los sentimientos de afecto del pueblo argentino en ocasión del primer año de pontificado", en referencia al aniversario del jueves último.

Previo al encuentro entre Cristina y el Papa, Timerman y el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, mantuvieron una reunión con el secretario de Estado del Vaticano.

Video

El papa Francisco arribó a las 8.22 y saludó a los periodistas que aguardan la llegada de la presidenta para el encuentro. El pontífice, de muy buen humor, envió un saludo para todos los argentinos, pidió que "recen" por él y felicitó a los periodistas por su trabajo.

Gira

La presidenta argentina llegó ayer a Roma, primera etapa de un viaje por Europa en el que visitará también París, donde se entrevistará con el presidente francés, Francois Hollande, y participará en la inauguración del Salón del Libro, antes de regresar el jueves a Buenos Aires.

Aprovechando su visita a Europa, la presidenta argentina pidió volver a saludar al papa, ex arzobispo de Buenos Aires , en la que se trata de la tercera reunión entre ambos. Ambos se reunieron el 18 de marzo del año pasado en el Vaticano y luego el 28 de julio en Brasil, en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud.

Esguince

Cristina sufrió anoche un esguince en su tobillo izquierdo al realizar un "mal movimiento" en el hotel Edén, tras lo cual fue atendida en el hospital universitario Humberto Primo de Roma, confirmó la Unidad Médica Presidencial. Allí le colocaron la bota ortopédica con la que hoy llegó a la reunión con el Papa.

Informe de Elisabetta Piqué

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.