La presión a los medios. Papel Prensa y los datos que el Gobierno pretende desconocer