Suscriptor digital

Para Alvarez, "el único confundido es Ruckauf"

Le reprochó al gobernador que haya designado a Rico en un ministerio.
(0)
29 de marzo de 2000  

La resistencia expuesta por el ministro de Seguridad de Buenos Aires, Aldo Rico, a abandonar su cargo pese a que fue el propio gobernador Carlos Ruckauf quien le hizo saber que pretendía su dimisión, concentró ayer renovadas críticas y una tibia aclaración del secretario general de la gobernación bonaerense, Esteban Caselli.

Desde el gobierno central, el vicepresidente Carlos Alvarez responsabilizó directamente a Ruckauf por la crisis política provincial y criticó la figura del ex líder carapintada.

"El único con fundido de cómo era Rico fue él", dijo Alvarez en referencia directa al gobernador.

Inmediatamente reclamó al mandatario provincial que exija a su ministro la renuncia inmediata. "Sería una muestra de debilidad política si a esta altura de los acontecimientos no le pide la renuncia a Rico", juzgó Alvarez.

Con el mismo tono, el diputado frepasista Juan Pablo Cafiero, vicepresidente primero de la Cámara de Diputados, también apuntó a Rico y a quien lo designó en el cargo.

Así sugirió que el fallido intento del ex militar por vincular al presidente Fernando de la Rúa con el ex carapintada Carlos "El Indio" Castillo, actualmente preso en Entre Ríos, pudo haber sido ideado directamente por el mandatario provincial. "No hay que descartar que esta resistencia que hoy hace Rico obedezca a que la acción de atacar al Presidente se haya realizado con el guiño del gobernador", dijo Cafiero a la agencia Télam.

Y agregó: "Yo creo que esta falta de claridad obedece a que ha sido una maniobra pergeñada entre ambos para perjudicar al doctor De la Rúa".

Desde La Plata, legisladores aliancistas lanzaron una advertencia a Ruckauf, al tiempo que adelantaron que solicitarán "en forma institucional al gobernador" que reclame la renuncia a su ministro de Seguridad. Lo harán mañana durante una sesión especial convocada a tal efecto.

"Que Ruckauf eche ya mismo a Rico, porque es un empleado del gobierno y dio acabadas muestras de su ineficiencia como ministro", dijo el vicepresidente de la Cámara de Diputados bonaerense, el frepasista Alejandro Mosquera.

Entretanto, el senador frepasista Eduardo Sigal y la diputada radical María del Carmen Banzas, ambos presidentes de sus respectivos bloques, advirtieron al gobernador que "ya no puede seguir asistiendo pasivamente a esta nueva rebelión antidemocrática". Aseveraciones similares dichas por miembros de la Alianza se multiplicaron a lo largo de la jornada de ayer en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires.

Incluso los jueces volvieron a replicar a Rico. Lo hicieron al rechazar la acusación del ex militar respecto de que los magistrados no trabajan los fines de semana porque prefieren ir a los countries.

"Enérgico rechazo"

"Nuestra institución expresa su enérgico rechazo a los dichos de Rico por la reiterada utilización de generalizaciones que tienden a calificar la actuación de integrantes del Poder Judicial, pues no se advierte la razón por la cual en un Estado republicano y democrático se recurre a declaraciones públicas, a veces ligeras y efectistas para desprestigiar la imagen de los poderes del Estado", se señala en un comunicado firmado por el presidente de la Federación de Magistrados y Funcionarios Judiciales de la provincia de Buenos AIres, Carlos Ramón Lami, y por el secretario de esa entidad, Víctor Chausis.

En cambio, Caselli aclaró que "nadie pidió la renuncia" de Rico y rechazó que las actitudes públicas del ex líder carapintada produzcan un desgaste político al gobernador.

"La idea es que cuando Ruckauf reasuma (el sábado próximo) adopte las determinaciones del caso, por lo que no estoy en condiciones de confirmar si Rico se va o se queda", aseguró Caselli.

Lo dicho y lo que se calla

Frente al Ministerio de Seguridad bonaerense, su titular, Aldo Rico, dijo con tono desafiante que no se irá por presiones ni de la Alianza o ni de la prensa. Ocurrió durante un acto de homenaje a los efectivos de la policía caídos en cumplimiento del deber. En tanto, Jorge Casanovas, ministro de Justicia, a quien se menciona para suceder a Rico, no quiso opinar sobre el asunto, tras participar de una reunión de la Comisión de Seguridad del Senado.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?