Suscriptor digital

Para De la Rúa, Cavallo y Beliz son "rejunte" del PJ

Elecciones: el Presidente se mostró seguro del triunfo de la Alianza en la Capital; dijo que está "muy sólida" en los sondeos.
Orlando Andrada
(0)
30 de marzo de 2000  

CORDOBA.-El presidente Fernando de la Rúa renovó su confianza en el triunfo de la Alianza en las elecciones porteñas porque aseguró que la fórmula integrada por Aníbal Ibarra y Cecilia Felgueras "está muy sólida" y que le lleva 10 puntos al binomio conformado por Domingo Cavallo y Gustavo Beliz, al que calificó de "rejunte del justicialismo".

Sostuvo que "a través de Cavallo, el justicialismo está tratando de combatir a la Alianza, al gobierno nacional, nacionalizando la campaña".

Al asistir a la inauguración de la nueva planta del diario La Voz del Interior, el jefe del Estado también se refirió a la controversia planteada con el ex militar Aldo Rico. "Pienso que hay que tener respeto por la investidura presidencial", expresó.

"No entiendo por qué la agresión. Tampoco justifico que el vicegobernador de la provincia (Felipe Solá) pidiera más pruebas. Debió haber dado fe a la palabra del Presidente", sostuvo De la Rúa.

Una vez más culpó al gobierno menemista de dejarle "un agujero tremendo, un déficit que nos puso al borde de la cesación de pagos, del que estamos emergiendo con éxito".

En este sentido reclamó al Congreso la pronta sanción de la ley laboral para crear el empleo estable, sostuvo que la ley no está en contra de nadie y exhortó a los sindicalistas a defender a los trabajadores en negro y a combatir el desempleo.

Rechazó que la reforma laboral sea una imposición del Fondo Monetario Internacional y enfatizó que es diferente a la propuesta por el gobierno de Carlos Menem.

Planes Trabajar

En otro orden, dijo que su gobierno "está saneando las cuentas y atendiendo las urgencias sociales" y denunció que los planes Trabajar estaban suprimidos en el presupuesto enviado por el ex presidente Carlos Menem y su ministro de Economía Roque Fernández.

Ante ello, reveló que su gobierno restableció la mitad de esos programas y que está "buscando modos para tener mas recursos para atender esto y el programa para la pobreza".

Defendió la gestión de la ministra de Desarrollo Social, Graciela Fernández Meijide, ante las críticas de los gobiernos justicialistas sobre la distribución de los recursos con fines sociales.

Al justificar la cancelación del plan Canje, afirmó que "cumplió su objetivo" y que "además, está hecho el acuerdo con Brasil".

También reconoció que el fin del plan haría caer la producción del auto económico de la empresa Fiat. "Quiero ver, apenas vuelva el ministro Machinea, qué medidas podemos tomar."

El Presidente ratificó que están acordados los beneficios fiscales de la Nación para la inversión de más de 200 millones de Volkswagen en Córdoba.

Aseguró que eran falsas las listas de empresas que se iban al Brasil y consideró que hubo "una fuerte presión para provocar medidas del Gobierno, que ha aguantado con firmeza en su posición".

Afirmó que directivos de Fate, General Motors y Arcor le negaron que proyecten un éxodo al Brasil, y contrastó el "clima de pesimismo" de algunos sectores con los acuerdos que el gobierno argentino logró con Brasil y China y la baja de las tasas y restitución del crédito bancario.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?