Para el 51 %, Menem puede volver al poder

Sin embargo, la intención de voto es baja
Sin embargo, la intención de voto es baja
(0)
29 de junio de 2002  

El 51 por ciento de la población de la ciudad y la provincia de Buenos Aires cree que Carlos Menem será el próximo presidente de la Nación, aun cuando la intención de voto para el ex mandatario continúa siendo muy baja, según una encuesta de Ricardo Rouvier y Asociados.

La consultora se propuso averiguar por qué, si no lo votarían, tanta gente considera que Menem volverá al poder.

Su principal conclusión fue que "las condiciones subjetivas de la población están cambiando, frente a un horizonte dirigencial que se disuelve (es significativa la decadencia o desaparición de figuras políticas en los últimos dos años)" y que "se hace cada vez más ostensible la férrea voluntad de poder expresada mediáticamente por Menem".

Rouvier y Asociados determinó además que quienes creen que Menem volverá a ocupar la presidencia son mayoritariamente habitantes de pequeñas ciudades del interior de la provincia de Buenos Aires, que en las últimas elecciones votaron en favor del peronismo.

La encuesta, que incluyó 1300 consultas, se realizó durante el mes de mayo y fue telefónica. El 41,4 por ciento de las personas consultadas dijo que no cree que Menem pueda volver a ejercer la primera magistratura. Un 7,6 por ciento no tenía opinión.

Entre quienes creen que lo hará, las razones espontáneas fueron las siguientes:

46,3% - "Muchos opinan que puede sacarnos de la crisis."

24,9% - "Va a negociar con todos (políticos, empresarios, el exterior)."

22,1% - "Lo apoya el FMI."

15% - "Estuvimos mejor en su gobierno."

10,7% - "Tiene fuerza para producir el cambio."

8,9% - "Los medios trabajan para que vuelva."

Otros motivos englobaron al 6,1 por ciento restante.

"El fracaso de todas las administraciones post-Menem y la profundización de la crisis determinan que una parte de la población pueda desplazar su visión sobre la causalidad de la situación actual, las objeciones sobre los procedimientos del menemismo y las expectativas de un mejoramiento del futuro, por el requerimiento de salvación de una coyuntura insoportable", evaluó la consultora.

"Esa consideración, que implica contradicciones y confusiones en la propia sociedad civil, estaría acompañada, en nuestra opinión, por una mayor ruptura y fragmentación política y social. Es decir que en el caso de que Menem llegara al gobierno no sería extraño que se produjera en medio de fuertes confrontaciones", agregó.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.