Para el Gobierno, la Prefectura fue atacada con armas de fuego