Para el jefe de Gabinete, los dirigentes "se volvieron locos"