Para el MFR es una "situación grotesca"

Daniel Gallo
Daniel Gallo LA NACION
López Murphy analiza la situación actual
(0)
13 de mayo de 2003  

Los hombres del Movimiento Federal Recrear no quieren verse envueltos en lo que denominan "la interna peronista". Por eso restringen por ahora sus declaraciones públicas sobre las versiones -fuertes para ellos- de un abandono de Carlos Menem ante el inminente ballottage. "Grotesco" es la calificación que se hace, entre los allegados a Ricardo López Murphy, de la situación institucional que se vive.

Los principales referentes del MFR consideran que el peronismo llevó a "un absurdo" a los argentinos, al trasladar su irresuelta lucha intestina a los comicios nacionales. La obligación de tener que elegir entre dos hombres del PJ como próximo presidente motivó, anoche, a uno de los hombres más fuertes del MFR en el interior a mostrarse partidario del voto optativo en casos como el actual, de un partido y dos candidatos.

Por más que ésa resulta una alternativa imposible, sirve aquí para graficar las sensaciones que se perciben en las oficinas de quienes ocuparon el tercer puesto en la elección nacional.

En las cercanías de López Murphy están convencidos de que el mandato popular los establece como "principal fuerza de oposición". Y ésa es la tarea que proyectan encarar frente al próximo gobierno. Cualquiera que sea la condición en la que asuma esa nueva administración el 25 del actual.

Los rumores de retiro de Menem de la segunda vuelta y, en consecuencia, la victoria de Néstor Kirchner con sólo el 22 por ciento de los votos generaron una segunda oleada de trascendidos, esos que apuntaron a un posible llamado del sector vencedor del PJ al resto de los partidos para consolidar a un previsible débil mandato. Escenario que no fue analizado por la conducción del MFR, pero cuyos referentes de manera individual ya descartan apuntalándose nuevamente como "la fuerza de oposición y de alternativa".

Esa construcción de un espacio diferente de las diversas versiones del peronismo no deja margen más que para "consolidar la institucionalidad desde la oposición", como señalan.

Hacia el partido único

Justamente, este "manoseo institucional" mediante rumores decidió a López Murphy a no hacer público su voto para el próximo domingo.

En la veda electoral que precedió a la elección del 27 de abril, López Murphy ya pensaba en la compleja situación en que se encontraría si no alcanzaba el ballottage. Junto con su compañero de fórmula, el senador nacional salteño Ricardo Gómez Diez, sabían que ese primer domingo de elecciones podía depararles una enorme responsabilidad frente a sus votantes si la segunda vuelta encontraba a dos peronistas.

Hace 48 horas, en una columna de opinión de la agencia de noticias DyN, López Murphy fijó su parecer: "Nunca habíamos asistido a un caso parecido: convocar a todo el pueblo argentino a elecciones obligatorias para saber qué corriente interna del PJ tiene más votos. Esta idea es la más alejada de un proceso institucional transparente y democrático y tiene la clara intención de perfeccionar la idea de un partido único".

Este concepto es precisamente en el que hará foco.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.