Para los analistas, cambió el modo de gestión del Gobierno

Una nueva fase del kirchnerismo, bajo la lupa de cuatro expertos
Lucrecia Bullrich
(0)
25 de noviembre de 2013  
  •  ¿Cuál es el sentido de los últimos cambios de gabinete? ¿Qué puede esperarse de ellos?

    La designación de Jorge Capitanich es lo más revelador. Con él entran al Gobierno los gobernadores, que hasta ahora miraban de afuera. La tribu ya no se pregunta con quién alinearse. Capitanich es un ministro con toda autoridad. Parecería que va a mantener a Axel Kicillof a rienda corta. Scioli queda en una situación muy difícil.
  • ¿Cuáles son las medidas más urgentes que debe tomar el Gobierno? Mencione tres.

    Las medidas están todas en el campo de la economía, aunque todavía no hay precisiones sobre su contenido. De todos modos, no descarto que saquen un conejo de la galera, por ejemplo, que anuncien alguna medida en el campo de la seguridad.
  • ¿Cuál cree que será el rol de Cristina Kirchner en los próximos meses? ¿Y el del gabinete?

    No lo tengo claro. Y me parece que el núcleo duro del kirchnerismo, tampoco. Creo que van a intentar que Cristina Kirchner siga manejando la gestión, pero con las designaciones que hizo parece difícil. Tampoco se sabe cuál va a ser la situación de salud de la Presidenta.
  • ¿Cómo impactan las modificaciones en el elenco ministerial en 2015 y la pelea por la sucesión?

    Los cambios dan oxígeno al Gobierno, alargan sus plazos políticos y apuestan a poner orden en la propia fuerza. Ahora, si van a lograr mantener vigente a Capitanich hasta 2015, no se sabe. Puede pasar que se consuma antes de tiempo. Pero a Capitanich se lo puede considerar candidato presunto para 2015. No creo que Sergio Massa esté muy contento. Capitanich podría volverse un adversario más temible de lo que parece hoy.
  • Agustín d’attellis / economista - la gran makro

  •  ¿Cuál es el sentido de los últimos cambios de gabinete? ¿Qué puede esperarse de ellos?

    El sentido es dar una señal de mayor coordinación a nivel equipo económico. Y esto no sólo con la designación de Kicillof en el Ministerio de Economía, sino con Juan Carlos Fábrega en el Banco Central y con Capitanich en la Jefatura de Gabinete. Lo que queda en evidencia es una mayor coordinación de la política.
  • ¿Cuáles son las medidas más urgentes que debe tomar el Gobierno? Mencione tres.

    Hay dinámicas de corto plazo que atender: la caída de reservas, el mercado cambiario y el tema precios. No va a haber medidas de shock fuerte, como un desdoblamiento cambiario. No estamos en una situación límite en la que haya que tomar medidas drásticas.
  • ¿Cuál cree que será el rol de Cristina Kirchner en los próximos meses? ¿Y el del gabinete?

    Cristina y su influencia van a estar tan presentes como siempre. Donde quizás veamos un gabinete más activo, además de más coordinado, será en la administración cotidiana, en el día a día del Estado. El jefe de Gabinete que va cumplir con el rol de coordinador del resto de los ministros.
  • ¿Cómo impactan las modificaciones en el elenco ministerial en 2015 y la pelea por la sucesión?

    Los cambios vienen a ordenar cosas que se habían desordenado en el último tiempo. Hay que avanzar en la industrialización, la creación de empleo, la competitividad y la inversión privada. Es desde el optimismo económico que va a aparecer el optimismo político para garantizar la continuidad de este proyecto que lleva 10 años. Para eso, el rumbo económico de los próximos dos años es fundamental.
  • Julio bárbaro / politólogo - dirigente peronista

  •  ¿Cuál es el sentido de los últimos cambios de gabinete? ¿Qué puede esperarse de ellos?

    Me parece claro que se trata de delegar poder, o sea, poner funcionarios capaces de resolver por sí mismos, ministros no obligados a consultar cada gestión. Con los cambios de gabinete el modelo se peroniza y, por lo tanto, se deskirchneriza. Peronismo y kirchnerismo son, evidentemente, categorías excluyentes.
  • ¿Cuáles son las medidas más urgentes que debe tomar el Gobierno? Mencione tres.

    Salir de la lógica del enemigo, buscar políticas consensuadas; que la reforma del Código Civil no sea una imposición del número, sino una construcción colectiva. Salir del estatismo sin sentido con los subsidios y la dimensión excesiva del Estado.
  • ¿Cuál cree que será el rol de Cristina Kirchner en los próximos meses? ¿Y el del gabinete?

    Veremos una Presidenta menos presente y un gabinete que elimina las pretensiones del palacio. Si hasta ahora nos preguntábamos quién maneja las cosas, quién manda, hoy sabemos que ése es el jefe de Gabinete. De todos modos, la Presidenta sigue ocupando un lugar.
  • ¿Cómo impactan las modificaciones en el elenco ministerial en 2015 y la pelea por la sucesión?

    Cuando se acaban, los ciclos no tienen herederos. Quedó claro ya que la sucesión del kirchnerismo como debate es absurdo. Aquella argamasa entre la derecha peronista y la izquierda de los 70 ya no tiene presencia ni destino. La sucesión está fuera del Gobierno. La eficiencia del gabinete puede cambiar la quiebra en convocatoria, pero no en gobierno exitoso. Es evidente que el Gobierno está agotado.
  •  ¿Cuál es el sentido de los últimos cambios de gabinete? ¿Qué puede esperarse de ellos?

    El cambio clave, el de Capitanich, apunta a recomponer fortaleza tras la derrota electoral y fidelizar a los gobernadores para tratar de garantizar la transición. Es una señal hacia adentro. Quien queda más debilitado es sin duda Scioli. Se busca unificar una dirección, aunque no sabemos si será la alternativa final.
  • ¿Cuáles son las medidas más urgentes que debe tomar el Gobierno? Mencione tres.

    Es muchísimo lo que se puede hacer en control de daños. Para que cualquier medida económica sea viable hay que bajar iniciativas que rozaron el límite del respeto a las instituciones. Es clave la forma en que se maneje el proceso de adecuación a la ley de medios.
  • ¿Cuál cree que será el rol de Cristina Kirchner en los próximos meses? ¿Y el del gabinete?

    Cristina tiene un jefe de Gabinete con poder territorial por primera vez. Más allá de hacerlo por su salud, es una forma relativamente inteligente de preservarse. Hay una toma de conciencia de los riesgos del exceso de exposición. No queda claro si la de Kicillof es una carta definitiva o de transición.
  • ¿Cómo impactan las modificaciones en el elenco ministerial en 2015 y la pelea por la sucesión?

    Hay que ver si el peronismo va a poder procesar una interna. De eso dependerá tener tres o cuatro candidatos fuertes o una dispersión mayor, lo que llevaría a un escenario similar al de 2003. Hoy, esa posibilidad no es de descartar. Para amplios sectores del FPV Capitanich no es una figura muy deseada. A futuro, puede haber resistencia. A Scioli le crearon un problema importante.
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.