Para Triaca, la reforma mantuvo "su espíritu" a pesar de las concesiones