Para una madre de Plaza de Mayo, con el ascenso de César Milani, volvió la Obediencia Debida

Se trata de Nora Cortiñas, una referente de la lucha por los derechos humanos que no está alineada con el gobierno
(0)
19 de diciembre de 2013  • 12:23

La madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora Nora Cortiñas expresó hoy que le dieron "asco" los senadores que ayer aprobaron el pliego de ascenso a teniente general del jefe del Ejército, César Milani, cuestionado por su presunta participación en la represión durante la última dictadura, y remarcó que la designación significa "la vuelta a la Obediencia Debida".

"Lo de ayer fue un retroceso. Un irrespeto total a la lucha de más de 30 años que llevamos los organismos de derechos humanos", consideró Cortiñas sobre la sesión en la que el oficialismo, con el apoyo de aliados, avaló en el Senado el ascenso del cuestionado general.

En tanto, la madre de Plaza de Mayo opinó que "los 30 años de democracia quedaron plasmados, ahí en ese recinto, como la pérdida de lo que es la democracia", y manifestó que "no se puede poner en un cargo de esa importancia a una persona que mínimamente está implicada" en delitos cometidos durante la última dictadura.

Con una postura contraria a algunos organismos de derechos humanos cercanos al Gobierno, que no impugnaron el ascenso de Milani y se limitaron a pedir que se investigue su actuación antes de plantear una acusación, Cortiñas señaló que "cada día se va a acercando más en la comprobación de la actuación de este personaje" en delitos de lesa humanidad.

En este sentido, defendió la postura del Centro de Estudios Legales y Técnicos (CELS), que ayer reiteró el pedido para que se pase a retiro al jefe del Ejército, y afirmó que el kirchnerismo "ni siquiera escuchó la opinión de un organismo que marcó la historia en la lucha por los derechos humanos".

En tanto, Cortiñas afirmó que la decisión del Ejecutivo de ascender a Milani "es un retroceso" para la democracia y consideró que con el nombramiento "volvimos a la Obediencia Debida", por la ley dictada durante el gobierno de Raúl Alfonsín que eximió de culpa a los militares por debajo del grado de coronel.

"Si éste es un plan para ir hacia la reconciliación, están equivocados. Si ésta es una etapa que quieren cerrar con una reconciliación con los genocidas y los cómplices, es un error", enfatizó la madre de Plaza de Mayo, quien además sentenció que "los senadores ayer" le "han dado asco".

Al respecto, sostuvo que "no se ha escuchado" a Marcela de Ledo, presidenta de las Madres de Plaza de Mayo de La Rioja y madre del conscripto desaparecido en los '70 Alberto Ledo, en la que se investiga la participación de Milani.

"No se ha escuchado ni a la madre del soldado, ni a su familia, ni al organismo que siempre marcó la historia nuestra en la lucha por los derechos humanos, como es el CELS", expresó Cortiñas, que además aseveró que "hay un capricho y una intencionalidad de querer cerrar una etapa de la historia y así no se cierra".

El pliego de ascenso de Milani a teniente general fue aprobado ayer el Senado por 39 votos a favor y 30 en contra, en una sesión marcada por las graves acusaciones de la oposición que no apoyó la iniciativa y calificó de "genocida" al jefe del Ejército.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.