Para Vidal, el caso Bressi es un "tema superado" con Carrió

En su entorno afirman que en la cena de anteanoche dieron por cerrado el capítulo del jefe policial,Los candidatos que quiere ver juntos Vidal compartieron charlas y fotos en Tecnópolis
Marcelo Veneranda
(0)
29 de julio de 2016  

La diputada Elisa Carrió y la gobernadora María Eugenia Vidal
La diputada Elisa Carrió y la gobernadora María Eugenia Vidal Fuente: Archivo

"Tema superado." Según señaló a LA NACION una calificada fuente provincial, con esa sentencia se habría cerrado antenoche, en la cena que compartieron María Eugenia Vidal y Elisa Carrió , el capítulo de acusaciones de la diputada y aliada de Cambiemos contra el jefe de la policía bonaerense, Pablo Bressi, por supuestos vínculos con el narcotráfico. Sin embargo, la frase atribuida a Carrió no fue corroborada por la líder de la Coalición Cívica ante la consulta de este diario.

Sucede que el hermetismo previo al encuentro en la casa que la diputada alquila en Chacras de la Cruz, en las afueras de Capilla del Señor, se liberó apenas parcialmente luego: al concluir la cena, Vidal y Carrió convocaron a sus voceros y definieron el guión a comunicar, con una única oradora: la gobernadora.

"Lilita y yo somos parte del mismo equipo, nada cambió nunca. Tenemos una muy buena relación, respeto personal, compartimos los mismos valores y hemos venido trabajando juntas y lo vamos a seguir haciendo", dijo ayer Vidal, en Morón, luego de presentar un programa de ayuda a víctimas del delito.

Cuando fue consultada por la situación de Bressi, la gobernadora prometió que todos sus funcionarios serán investigados si son denunciados. Ante una nueva pregunta, sobre si Carrió le había pedido la renuncia de Bressi, Vidal se aferró al libreto: "Todo lo que tenía que decir sobre la reunión ya lo dije".

La permanencia de Bressi en el cargo fue parte de la conversación en la casa de Carrió, según coincidieron en La Plata y en la Coalición Cívica. No así si efectivamente durante la cena se entró en los detalles de los informes que la gobernadora pidió a Asuntos Internos de la policía bonaerense y a su ministro de Justicia, Gustavo Ferrari. Ambas carpetas decían lo mismo: que Bressi no estaba mencionado ni imputado en los casos señalados por Carrió en la carta que publicó el 6 de julio en su cuenta de Facebook.

También hubo controversia sobre el tramo "político" de la cena. Una fuente provincial indicó que Vidal y Carrió hablaron de las elecciones de 2017, para las cuales la líder de la Coalición Cívica ya se puso el traje de candidata a senadora, pese a que Pro la prefiere como candidata en la ciudad de Buenos Aires.

Otra fuente desestimó esa conversación electoral. Para dar solidez a su versión, agregó detalles de otros temas -menos conflictivos- que atravesaron la mesa que Carrió sirvió con pescado y vino.

Por un lado, la reforma del Código Procesal Penal que Vidal anunciaría a la mañana siguiente y el hecho de que el 40% de las muertes por violencia de género ocurren en Buenos Aires. También, las inversiones para infraestructura vial y sanitaria.

Según la fuente, la charla derivó más tiempo en temas internacionales: la seguridad del Papa en Polonia y su tesis de la guerra "por partes"; la situación en Turquía, y hasta las elecciones norteamericanas.

"Fue una charla amena y hasta divertida por momentos", insistió la fuente. Algo similar a las "carcajadas" que dijeron escuchar personas del entorno de ambas dirigentes, que durante el encuentro de casi tres horas tuvieron su mitín aparte, en un cuarto contiguo.

El comedor principal estuvo reservado para Carrió, Vidal y los dos funcionarios que la acompañaron en el helicóptero que la trasladó hasta el barrio cerrado: el secretario de Derechos Humanos, Santiago Cantón, y el secretario de Legal y Técnica, Julio Conte Grand.

El hermetismo posterior a la cena no sólo alcanzó para poner en duda el grado real de conformidad de Carrió con la decisión de Vidal de mantener a Bressi en el cargo. Incluso disparó versiones sobre el motivo de la presencia de los "escoltas".

Sucede que Cantón y Conte Grand comparten un rasgo, además de su pertenencia al gabinete de Vidal: una amistad de años con Carrió. De hecho, habría sido "Lilita" quien sugirió a la gobernadora el nombre de Cantón, que durante la campaña del 2015 integró los equipos técnicos de Sergio Massa.

La duda, bromeaban ayer en La Plata, era si Carrió había pedido a Vidal la presencia de sus amigos, para amenizar el encuentro. O si los había invitado Vidal, para sumar refuerzos a la hora de anunciarle a Lilita su decisión de mantener a Bressi.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.