París habla de "enojo electoral"