PASO 2019: como hace dos años, se ensancha la grieta entre Recoleta y Barracas

La tendencia que arrojó el 2017 en dos escuelas antagónicas, se replica ahora, en 2019, en los mismos establecimientos
La tendencia que arrojó el 2017 en dos escuelas antagónicas, se replica ahora, en 2019, en los mismos establecimientos Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
Mauricio Giambartolomei
(0)
11 de agosto de 2019  • 17:56

Pocas personas sabían que a pocas cuadras de donde estaban votando, y al mismo tiempo, lo hacía el presidente Mauricio Macri. Tampoco tenían en mente la información de que allí el oficialismo había conseguido el mayor porcentaje de votos en toda la ciudad en las elecciones legislativas de 2017. Más allá de eso la escuela N°1 Juan José Castelli, de Recoleta, se preparaba para refrendar el acompañamiento a los candidatos de Juntos por el Cambio, como hace dos años ocurrió con los de Vamos Juntos.

A ocho kilómetros de allí, en Barracas, el color de la boleta predominante era totalmente distinto. "Acá acompañamos los movimientos populares", decían algunos votantes al salir de la escuela N°11 República de Haití, cerca de la villa 21-24, donde esperaban un amplio triunfo de la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner y, en la ciudad, la del precandidato a jefe de Gobierno, Matías Lammens. Tenían razones para ilusionarse: en 2017 Unidad Porteña, con Daniel Filmus, tuvo allí uno de los mejores desempeños.

La diferencia en la escuela de la calle Ayacucho, en Recoleta, a favor de Elisa Carrió había sido muy superior. Lilita se impuso con un 81,46% de los votos y dejó atrás a su principal candidato, Filmus, que apenas arañó el 7% de los votos del establecimiento. Hoy unas 7000 personas concurrieron a votar desde temprano en las 20 mesas.

Expectativas de los votantes

"Ya cumplimos con el deber cívico. Ahora a buscar las pastas y a almorzar con mamá", le decía un hombre a sus dos hijas mientras los tres caminaban de la mano por la vereda. "Es una zona muy afín al gobierno. Es la primera vez que voto en esta escuela, pero estimo que pasará lo mismo que en 2017. En la ciudad estoy seguro que [Horacio] Rodríguez Larreta no tendrá problemas. Y me parece que no habrá corte de boletas a nivel nacional", opinó Roberto González que votó temprano en la mesa 558.

La ciudad vivió las primeras horas de votación como un domingo más, aunque en esa escuela la afluencia de votantes fue nutrida desde que se abrió la jornada apenas minutos después de las 8. "Absolutamente todo normal señor", respondieron casi a dúo dos efectivos de seguridad que también servía de apoyo para las personas que no encontraban su apellido en las listas.

Oscar Martínez. Mesa 564. El actor fue uno de los votantes ilustres del establecimiento y los vecinos se lo hacían saber mientras esperaba en la vereda que se consumiera su cigarrillo antes de entrar al cuarto oscuro. Entre apretones de manos y saludos Martínez ofreció alguna de sus sensaciones de los comicios. "Mi postura es abierta, la hice pública varias veces y mi voto irá en ese sentido", adelantó. Hace algunas semanas, en una entrevista con Jorge Fernández Díaz, por radio Mitre, uno de los protagonistas de la película El cuento de las comadrejas había dicho: "¿Desde cuándo el peronismo resolvió el tema de la pobreza en Argentina? Lo que hace es ganar elecciones con la pobreza, le es funcional la pobreza al peronismo, como la ignorancia y la miseria".

Performances más altas

Si se observa un mapa de la ciudad de las elecciones 2017, las performances más altas del macrismo estuvieron en todo el corredor norte, Palermo y Recoleta. A pesar de algún descontento con políticas específicas, como las económicas, los indicios marcan que la tendencia será la misma en este PASO. "No debe ser fácil estar en el gobierno, se debe necesitar más tiempo, por eso renovamos la confianza a pesar de que muchos vecinos no lo dicen porque están un poco enojados", resumió Matías Gándara tras votar en la escuela Castelli. "Pensábamos que el cambio era más profundo y rápido, sin embargo seguimos confiando y apostando con los valores como confianza, respeto y convivencia", agregó mientras se las ingeniaba para esquivar camionetas 4x4 estacionadas en doble fila.

En el colegio República de Haití sobraba lugar para transitar por la calle y caminar por la vereda, aunque había algún congestionamiento en la zona del puesto de hamburguesas que ofrecía una parada tentadora para después del voto. Con bebés en brazos o niños correteando alrededor, los adultos trataban de encontrar su nombre en las planillas pegadas en la fachada del edificio donde había 14 mesas preparadas para unas 5000 personas autorizadas a votar.

Los Fernández, de local

"Los barrios humildes y marginales apoyan siempre a los gobiernos populares", lanzó Lucas Bogado quien vive en la villa 21-24. "No podemos estar junto a los verdugos, junto a los gobiernos de derecha que están destruyendo el país", agregó. Según su postura, las PASO serán favorables al Frente de Todos, al menos en el lugar donde le tocó votar. Y lo mismo ocurrirá en las primarias de octubre, tanto a nivel ciudad como país. La ausencia de un programa razonable para urbanizar la villa, por ejemplo, le terminará dando la espalda a Rodríguez Larreta, según dijo.

"Se metieron con el trabajo, con los jubilados, con los derechos de las personas, pero lo más grave es que se hayan metido con la comida porque la gente no tiene para comer. Tiene hambre", criticó Pablo Benítez, en la vereda del establecimiento educativo. Tampoco él tiene dudas de que los Fernández se impondrán en esa zona.

En los dos extremos de la ciudad quedó marcado el apoyo a dos sectores políticos antagónicos que pugnarán, desde hoy, por seguir en el poder o volver a tenerlo. Como hace dos años, entre Recoleta y Barracas se ensancha la grieta.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.