Pekín y el Gobierno minimizan las críticas

Dijeron que no habrá personal militar en la estación espacial
(0)
8 de septiembre de 2014  

Desde la Casa Rosada, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) y la embajada de China en Buenos Aires trataron de restarle dramatismo a la instalación de una estación espacial de exploración de la Luna, que ya se está construyendo en Neuquén.

El secretario general de la Conae, Félix Menicocci, dijo en el Senado que "no habrá personal militar de China en el proyecto" y minimizó el impacto geopolítico a nivel mundial que podría tener la presencia de una estación espacial china en la Argentina.

A la vez, fuentes de la Conae consultadas por LA NACION dijeron que la antena que se instalará en la estación de Bajada del Agrio en Neuquén "contendrá equipamiento apuntable a un sector determinado del espacio, pero no servirá para seguimiento de misiles ni móviles veloces". Esto significa que, según la versión oficial de la Conae, esa antena no tendría capacidad para hacer seguimiento de misiles en el futuro, aunque no es lo mismo que piensan altos funcionarios del Ministerio de Defensa.

Como una forma de justificar el acuerdo con China, en la Casa Rosada dijeron que el proyecto dejará una inversión de 300 millones de pesos y que en la estación espacial "residirán 10 científicos chinos todo el año y 25 rotarán". Claro que nada de esto establece la letra chica que se conoció del acuerdo marco firmado recientemente entre Cristina Kirchner y su par chino, Xi Jinping.

En su reciente visita a Pekín, el ministro de Planificación, Julio De Vido, calificó como un "nuevo hito" la relación entre ambos países. Al hablar sobre la estación espacial de China en Neuquén, De Vido destacó: "Nuestro país, que cuenta con gran experiencia, capacitación de recursos humanos y desarrollo propio en materia aeroespacial, como satélites de observación de la Tierra, de telecomunicaciones, y que está desarrollando su propio lanzador de satélites Tronador II, podrá también formar parte del reducido grupo de países que realizan exploración del universo".

Por otra parte, fuentes de la embajada de China en Buenos Aires dijeron a la nacion que "en contraste con las inversiones comerciales, este proyecto es una obra pública de uso civil, sin fines de lucro, y no tiene participación de militares".

A su vez, los diplomáticos chinos resaltaron que "la supuesta pérdida de la soberanía argentina no se corresponde con la realidad y es un dicho puramente absurdo".

Con la intención de transmitir tranquilidad en la Argentina y clarificar los objetivos del polémico proyecto, las fuentes de la embajada de China explicaron que "la estación de espacio lejano en América del Sur se construirá para dar apoyo a la exploración lunar y otras misiones de exploración espacial profunda de China, que tiene como objetivo utilizar recursos espaciales con fines pacíficos, desarrollar la tecnología e investigación espacial en beneficio de toda la humanidad".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.