Peligra el empleo en el interior