Peligran las elecciones en el gremio metalúrgico

Actúa la Justicia en la puja interna
(0)
22 de octubre de 2000  

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM), hasta no hace tanto el gremio más poderoso del país, se encuentra inmerso en un clima de tensión e incertidumbre a las puertas de la definición de su conducción nacional para los próximos cuatro años.

Mañana es el día fijado para las sesiones del colegio electoral que debían confirmar a Lorenzo Miguel como secretario general (su sexta reelección) y definir los nombres de los restantes diez integrantes de la cúpula de la entidad. Pero la falta de acuerdo político entre el oficialismo y la oposición para el reparto de cargos abrió un frente de pelea judicial que amenaza con frustrar el acto.

Anteayer, el fallo de un juez de Córdoba ordenó la suspensión de los comicios, tras un pedido de la agrupación opositora José Ignacio Rucci. Los seguidores de Miguel (que lleva 30 años al frente del gremio y nunca había enfrentado una oposición fuerte) desconocieron la medida cautelar y prometieron llevar a cabo el acto.

Por su parte, los opositores amenazan con que -si se realiza la elección- presentarán a sus 30 electores de Córdoba, San Martín y Morón, tres seccionales opositoras donde los comicios de hace dos semanas fueron suspendidos por pedido del oficialismo. Eso hace temer una situación violenta.

Distribución de cargos

Nadie duda sobre la continuidad de Miguel. La puja interna radica básicamente en la distribución de cargos en el futuro secretariado nacional. La agrupación Rucci -que venció en 21 de las 53 seccionales- exige cuatro lugares y uno de ellos con acceso al manejo administrativo. El oficialismo está dispuesto a conceder sólo dos lugares.

Los disidentes, cuyos principales referentes son Augusto Varas (Córdoba), Naldo Brunelli (San Nicolás), Carlos Gdansky (La Matanza), Angel Recúpero (Campana), José Ortiz (Santa Fe) y Víctor Almada (San Francisco-Córdoba), aseguran que no cederán hasta conseguir lo que piden.

La UOMatraviesa la mayor crisis económico financiera de su historia, arrastra una deuda de 150 millones de dólares y una incontenible caída del número de afiliados.

Las negociaciones seguirán hasta última hora. La gente de Miguel asegura que apelará el fallo de la Justicia y que el Colegio Electoral se reunirá sí o sí mañana, a las 10, en Hipólito Yrigoyen 4265, Capital.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.