Peña se reencontró con el laboratorio Pro para rever el mensaje

Marcos Peña
Marcos Peña Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Recibió a su equipo en la Casa Rosada; evalúan pasar a un discurso más positivo que en las PASO
Maia Jastreblansky
(0)
24 de agosto de 2019  

El llamado " laboratorio electoral" de Pro se reencontró ayer tras la derrota de las PASO. Mientras todavía asimilan el golpe por la sorpresa que dieron las urnas, los equipos de comunicación volvieron a verse las caras en la Casa Rosada para hacer analizar los déficits que tuvo la campaña a las PASO -a la luz de los resultados- y para comenzar a reordenar a la tropa macrista.

"De nuevo arrancamos de perdedor, que nos sienta bien", se consolaron durante el encuentro los colaboradores de Marcos Peña, que se dieron cita en el despacho del jefe de Gabinete.

Se trata del equipo que quedó más cuestionado al interior del oficialismo tras la derrota: más allá del triunfo de Alberto Fernández, los expertos de campaña quedaron estupefactos porque habían previsto un escenario de paridad.

Ayer Peña volvió a su rutina de los viernes: almorzó con los ministros y se reunió con los equipos que trabajan en Balcarce 412, la sede de Pro. Un contraste con la semana pasada, cuando se combinaron la emergencia económica y los rumores de cambios de gabinete.

La estrategia de campaña para las generales aún no está cerrada. Los equipos de Pro esperan encontrarse a comienzos de la semana próxima con los consultores Jaime Durán Barba y Santiago Nieto, ambos de regreso en el país.

Sin sus "gurúes", sin embargo, los colaboradores de la campaña comenzaron a definir algunos virajes. El primero, redirigirán el mensaje a una propuesta más "positiva" y de mirada a futuro. Un claro contraste con la máxima que había regido la campaña a las PASO y que se centraba en agitar los fantasmas del regreso del kirchnerismo. Las urnas mostraron otro clima.

Por otro lado, buscarán exhibir cercanía y reforzar la campaña presencial, algo que fue desestimado de cara a las PASO por una estrategia concentrada en la conversación por WhatsApp. Pro no abandonará la campaña digital, su área de experiencia, pero sabe que no alcanza. La UCR quiere cuidar distritos y las bancas en el Congreso, y reclama retomar un trabajo territorial y "reabrir los comités" en todo el país.

En la misma línea, Peña arengó a la tropa de Juntos por el Cambio ayer por WhatsApp. El jefe de Gabinete ordenó "organizarse y seguir fortaleciendo las redes y grupos de WhatsApp", pero también pidió "salir de vuelta con mesas, con timbreos y con la vocación de escuchar, y una agenda cargada de propuestas, de esperanza y de futuro".

El error de cálculo basado en los sondeos de opinión y la falta de lectura de la bronca por la situación económica fue la explicación que le dieron a la performance del oficialismo. "Se cayó el mito de la maquinaria electoral de Pro todopoderosa. Es un equipo cuyo insumo son las encuestas y, como todos, no lo vimos venir", confesó a LA NACION un colaborador macrista.

En Pro apelan a la matemática para levantar la épica por el ballottage, en un escenario político y económico adverso. Ayer, Peña lo dijo en su mensaje a Juntos por el Cambio: "Estamos convencidos de que vamos a ganar, no por una locura irracional, sino por la propia experiencia. En las PASO 2015 Macri quedó 15 puntos abajo de (Daniel) Scioli, todos decían que era imposible llegar al ballottage. Llegamos y después ganamos", dijo Peña.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.