Peón por peón, Baylac se quedó sin fichas

Jaque mate. Humor de anticipación.
(0)
22 de diciembre de 2001  

  • Jaque mate . El programa de Marcelo Longobardi, que iba grabado, fue emitido el jueves por la noche, luego de la renuncia de De la Rúa. Por eso, las palabras del entonces vocero presidencial Juan Pablo Baylac sonaron a premoniciones. Y hasta explicó el método para el jaque mate.
  • Baylac: -Yo estuve hace poco tiempo en tu programa y hablábamos acerca del tablero de ajedrez. Es muy difícil jugar al ajedrez con un solo rey porque naturalmente el jaque siempre es al rey.

    Longobardi: -Claro.

    Baylac: -Así es el juego. Entonces, cuando todos son caballos, alfiles, torres, peones y ninguno es rey, ¿cómo hacer que esa expresión del liderazgo se concrete en un diálogo profundo cuando la sociedad definió que otro partido tenga mayoría parlamentaria?

    (...)

    Baylac: -La política no funciona con sentido moderno, no funciona con sentido altruista, es egoísta por naturaleza. Yo te lo dije también acá. Vos, no sé si alguna vez jugaste al póquer...

    Longobardi: -No, nunca.

    Baylac: -Me encantaría que lo hubieras jugado porque vas a entender lo que te digo...

    Longobardi: -He cometido otros errores, pero no ése.

    Baylac: -Dicen los que saben que vos nunca debés darle fichas al tipo que secaste en una mesa.

    Longobardi: - (No entiende) ¿Al tipo que se...?

    Baylac: -Al tipo que le ganaste. No le des las fichas para que vuelva a jugar con vos porque lo más probable es que te gane el doble de lo que vos le ganaste. Entonces, aquí, en la política, ahora el peronismo ganó las fichas de la partida y las atesora. Para nada. Porque el país que va a quedar después de atesorar esas fichas es peor que una mesa de póquer.

    ("Punto límite", jueves 20, P&E)

    * * *

  • Humor de anticipación . Era para el especial de fin de año de "Caiga quien caiga" y la entrevista había sido quince días atrás. Pero nunca el interrogatorio de Andy Kusnetzoff con el hoy ex ministro de Economía Domingo Cavallo fue tan claro en sus previsiones.
  • Kusnetzoff: -Ahí está el ministro Domingo Cavallo. Hace mucho que no lo veíamos. (A Cavallo) ¿Cómo anda? ¿Qué tal?

    Cavallo: -Muy bien. ¿Están volviendo ustedes?

    Kusnetzoff: -Estamos volviendo. Todo vuelve. Volvió Cavallo y volvemos nosotros también.

    Cavallo: -Felicitaciones. Espero que les vaya mejor que a mí.

    Kusnetzoff: -Me gustó, Domingo. No tuve ni que preguntarle nada (no aguanta la risa). El nuevo Cavallo se hace los chistes solo y se contesta. Ya hasta me da lástima Cavallo, pero no importa.

    (A la salida del ministro)

    Kusnetzoff: -¿Piensa que va a terminar su mandato, ministro, o va a pedir un megacanje de ministro?

    Cavallo: -Je je je. Mire, ahora tengo que ir a mi auto. Y no respondo preguntas imprudentes.

    Kusnetzoff: -Porque lo veo medio devaluado. Y si no, ¡¡el blindaje va a tener que ser en su casa, ministro!!

    ("CQC", jueves 20, Canal 13 )

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.