Peralta sube el tono de su desafío