Persisten las dudas sobre cómo será la policía municipal

Massa festejó la decisión de Scioli de crear las fuerzas según el modelo de Granados; no están claros aún los detalles del proyecto; críticas del kirchnerismo
Marcelo Veneranda
(0)
28 de junio de 2014  

Luego de que Daniel Scioli anunciara la creación de las policías municipales a través de una resolución , para esquivar la parálisis del debate parlamentario, el massismo celebró que el gobernador bonaerense optara por el modelo de policía diseñado inicialmente por el ministro de Seguridad, Alejandro Granados, y no por el que modificó en la Cámara de Diputados el kirchnerismo, que naturalmente salió a cuestionar tanto al mandatario provincial como al massismo.

Ese giro no se explica por los movimientos de los jugadores. Lo que cambió fue el tablero. Pero todo podría volver a girar el lunes, cuando se conozcan los detalles de la resolución de Granados para crear las policías. Porque cada jugador le atribuye a Granados un proyecto distinto.

Para el Frente Renovador de Sergio Massa, el proyecto de Granados es el que presentó el año pasado, durante la reunión del Consejo de Seguridad provincial. El massismo señaló que estaba de acuerdo "en un 98%" con ese texto. La diferencia radicaba en que se financiaba a las policías a través de un fondo especial y no automáticamente, a través de la coparticipación. "Los fondos son como una pileta: si la provincia no la llena con recursos, no sirve", decían.

Según el massismo, el proyecto de Granados que finalmente ingresó en Diputados fue "suavizado" antes por los aportes del diputado de Nuevo Encuentro y ex titular de la PSA, Marcelo Saín. Para la tropa de Martín Sabbatella, la historia es otra.

Ellos sostienen que el primer proyecto que se adjudica a Granados era, en realidad, el que Saín había acordado en septiembre pasado con Scioli. Pero advierten que en diciembre de 2013 la iniciativa fue alterada por la pluma de la policía bonaerense, para garantizar "el dominio funcional de las fuerzas municipales y el mantenimiento de los negocios".

Los cambios

Ese proyecto -para el massismo, suavizado por Saín; para Nuevo Encuentro, endurecido por la bonaerense- fue el que Scioli presentó en Diputados en febrero. Cuando el kirchnerismo se aprestaba a denunciarlo, el gobernador los invitó a modificar el texto.

La Cámpora introdujo cambios vinculados con los derechos humanos. Nuevo Encuentro prohibió a los agentes portar armas fuera del horario de servicio y buscó diferenciar la nueva fuerza de la bonaerense, entre otras modificaciones.

Ayer, Scioli ratificó su decisión de crear las policías municipales por resolución luego de que, tras cinco intentos en el Senado, el massismo se opuso a aprobar una policía con "boy scouts" que no podían detener a individuos para averiguar sus antecedentes ni participar en operativos de tránsito, y debían volver desarmados a sus hogares, además de rechazar el financiamiento.

En el Senado, el kirchnerismo se negaba a alterar el proyecto de Diputados. La Cámpora lo defendía como un "mal menor"; Nuevo Encuentro, como una estrategia para "debilitar a la bonaerense", y el vicegobernador Gabriel Mariotto, por lealtad partidaria. Los sciolistas preferían la versión original de Granados, pero tenían una razón extra, política, para defender el nuevo texto: quitarle una bandera electoral a Massa.

"El debate parlamentario tomó una dinámica que está agotada y yo tengo que actuar", dijo Scioli, y puso el tablero de cabeza. Anticipó que se implementará la "operatividad" del modelo Granados. Si el ministro ya escribió la resolución, no adelantó los detalles. La política reaccionó según el "modelo" que creen que impulsará el ministro.

"Nos parece fantástico que haya policía municipal por resolución, si es para consolidar el proyecto original de Granados", escribió Massa en Twitter, sin olvidarse de meter el dedo en la llaga kirchnerista: "El proyecto es impecable. Lo que no votamos fueron los cambios que impusieron La Cámpora y Nuevo Encuentro".

Para entonces, el jefe del bloque de diputados bonaerenses del kirchnerismo, Fernando "Chino" Navarro, había advertido que la decisión de Scioli podía ser "un grave error" y que los ganadores de esa pulseada eran "la bonaerense, Massa y Granados". Y le recordó al ministro que la policía provincial "deja mucho que desear". En paralelo, Saín tildaba a Granados de "chirolita" del jefe policial de la provincia, Hugo Matzkin.

Hasta anteayer, todos habían unido fuerzas en contra de Massa, que ayer festejó la decisión de Scioli, quien, por su parte, volverá a apostar a que el tiempo le dé la razón. La UCR-FAP tampoco cambió su posición: denuncia que todo es una cantinela electoralista entre Massa y Scioli, y la policía municipal, la puerta grande para el narcotráfico. El lunes, todo podría volver a girar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.