Pese a las dificultades, la Presidenta se siente "optimista"