Pese a las objeciones opositoras, Garré será embajadora en la OEA

El kirchnerismo impuso su mayoría en el Senado y avaló su designación; fue denunciada por el manejo irregular de fondos
Gustavo Ybarra
(0)
4 de julio de 2013  

A pesar de las fuertes imputaciones del radicalismo hacia la figura de la ex ministra de Seguridad, acusada de percibir diversos ingresos de manera irregular mientras ejercía cargos públicos, el kirchnerismo y sus aliados le dieron ayer acuerdo en el Senado a Nilda Garré como embajadora ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

La principal defensa esgrimida por el oficialismo a la designación impulsada por la presidenta Cristina Kirchner fue un escrito remitido a la Comisión de Acuerdos por la propia Garré , en el que la ex ministra de Defensa y de Seguridad reconoció haber percibido fondos sin que la Oficina Anticorrupción objetara sus declaraciones juradas patrimoniales.

"En ningún momento omití declarar ante la Oficina Anticorrupción los ingresos obtenidos en mi condición de encargada titular del Registro [de la Propiedad Automotor] seccional 57. Este organismo nunca ha objetado este ítem de mis declaraciones juradas, lo cual evidencia que, para el órgano rector del sistema de ética pública, no se está en presencia de ninguna irregularidad", declaró Garré en su descargo ante el presidente de la Comisión Parlamentaria, el oficialista Marcelo Guinle (Chubut).

El escrito fue leído luego de que el radicalismo retomara su ofensiva contra la ex ministra sumando una nueva objeción a su nombramiento: el supuesto cobro de una jubilación especial a partir del 9 de diciembre de 1986, cuando la ahora flamante embajadora política contaba con apenas 41 años de edad, según denunció ayer Mario Cimadevilla (UCR-Chubut).

"Es una vergüenza para la República Argentina que nuestro país tenga como representante ante la OEA a la doctora Nilda Garré", sentenció, por su parte, Gerardo Morales (UCR-Jujuy).

El senador jujeño había revelado la semana pasada que Garré había cobrado fondos como titular de un registro automotor mientras ejercía como funcionaria del kirchnerismo, lo cual derivó en el fracaso de la sesión por falta de quórum ante la negativa del oficialismo a permitir que toda la oposición se abstuviera de votar su nombramiento como embajadora.

Ayer, Morales volvió a la carga con nuevos datos relacionados con aquella irregularidad. "La suma que le requerimos a Garré y que pedimos a la Justicia que determine y resuelva su devolución corresponde a los años 2005 a 2012 y es de un total de 1.925.618 pesos", precisó el senador por el radicalismo.

Precisamente, ayer por la mañana, Morales había realizado una presentación ante la Justicia para aportar nuevos datos con los que dijo que cabría acusar a la postulante como autora de hechos de "defraudación a la administración pública, enriquecimiento ilícito y falsedad manifiesta de las declaraciones juradas".

En su nota de descargo, Garré también justificó esos ingresos en el hecho de que la normativa en vigor no impide a un titular de un registro automotor en uso de licencia, como la que ella solicitó, percibirlos.

"Ningún precepto del régimen que reglamenta la actividad prevé que los saldos que quedaren para el Registro Seccional, luego de deducir de lo recaudado en concepto de aranceles lo que corresponde al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, le pertenezcan al suplente", argumentó la ahora nueva embajadora argentina ante la OEA.

Sin embargo, el senador Morales sumó otra sospecha, al analizar el ingreso de más de un millón de pesos que la ex ministra de Seguridad declaró como utilidades por la tenencia de títulos públicos. "Esa utilidad se corresponde con un patrimonio invertido de 3.814.000 pesos, por lo que ha omitido una declaración de patrimonio por la suma de 3.687.000 pesos", agregó Morales.

La defensa política de Garré la asumió Marcelo Fuentes (FPV-Neuquén), quien acusó a la UCR de tener "una actitud pijotera [sic]" y de atacar a la ex ministra como parte de la campaña electoral.

"O estamos en el Senado o estamos en el show de [Jorge] Lanata", sentenció el legislador. En ese sentido, aseguró: "La intención [del radicalismo] es seguir poniéndola en la parrilla, seguir ofendiéndola", tras lo cual sostuvo que la decisión presidencial recayó en Garré "por la historia, la militancia y su compromiso con los derechos humanos".

La oposición no logró torcerle el brazo al kirchnerismo que terminó por avalar la designación de Garré en la embajada argentina en la OEA, una sede diplomática que estaba vacante desde hacía dos años.

Malestar del Centro Simon Wiesenthal

El Centro Simon Wiesenthal expresó ayer su malestar por la decisión de la procuradora Alejandra Gils Carbó de no autorizar el viaje del fiscal Alberto Nisman para informar sobre la causa del atentado contra la AMIA en una audiencia convocada por el Comité de Seguridad Interior del Congreso de los Estados Unidos. En este sentido, Shimon Samuels, director de Relaciones Internacionales del Centro Wiesenthal, dijo que "esta decisión se encuentra en línea con el acuerdo de encubrimiento entre Argentina e Irán". A su vez, Sergio Widder, director para América latina de ese centro de lucha contra el antisemitismo, lamentó que Nisman no pueda informar en Washington sobre el fallo en el que advierte un avance iraní en la región

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.