Pesimismo entre los economistas por el plan

Liendo dice que se termina la angustia
(0)
4 de diciembre de 2001  

La puesta en marcha del plan para frenar la fuga de depósitos no convenció a los economistas respecto del futuro de la Argentina.

Con nombre y apellido, las opiniones fueron críticas. En forma anónima, fueron tajantes: un ex viceministro y un importante analista de un banco de inversión internacional afirmaron que "estas medidas sólo retardan el desenlace" negativo para el país. Desde una importante ciudad europea, el analista dijo a LA NACION que "la economía no se blanquea por decreto", consideró que habrá "consecuencias legales" por haber eliminado el mercado oficial de futuros y opinó que "Cavallo es el único con capacidad como para prolongar la agonía".

Con menos palabras, en Buenos Aires el ex viceministro afirmó que "el plan está liquidado".

Sin embargo, uno de los padres del plan, Horacio Liendo, consideró que las medidas "son incómodas, pero terminan con la angustia de la gente respecto de sus depósitos". Sin embargo, en diálogo con LA NACION, el asesor más influyente del ministro Cavallo consideró que "si la gente aún teme por sus depósitos, puede ser que tome impulso para empezar a consumir". "Hay un potencial de gasto importante", remató Liendo.

-¿Cómo se recuperará el nivel previo de depósitos?

-El canje, el programa con el FMI y déficit cero permitirán recuperar la confianza.

-Pero el déficit cero no se cumple.

-Es verdad; la baja de la recaudación fue más fuerte que el esfuerzo que se hizo en el gasto.

En este sentido, el analista en jefe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), Daniel Artana, dijo a LA NACION que "aun con el canje y la plata del Fondo, el financiamiento de 2002 no está asegurado".

Para Artana, el plan provocará "problemas fiscales importantes", junto a un "ajuste adicional" en el crédito para el sector privado.

En la misma sintonía, el consultor Carlos Melconian dijo que "estructuralmente este plan es un retroceso, aunque tal vez sea lo que se necesitaba en el corto plazo".

"El aval del Fondo y del Tesoro, junto a la aprobación del presupuesto, son los elementos fundamentales para contrapesar el efecto macroeconómico del control cambiario", indicó Melconian a LA NACION.

Según el especialista, las medidas generarán un efecto recesivo "hasta que se normalice el uso" de los medios de pago bancarios.

El ex secretario de Política Económica Miguel Bein sostuvo que el plan "va a tener efectos contractivos en el mercado inmobiliario, aunque puede fomentar el consumo de productos durables por parte de los sectores que tenían postergado su consumo".

Bein destacó que ayer el mercado reaccionó bien porque "se reafirmó la convertibilidad, alejando el temor a una devaluación, y se mantuvo la libertad cambiaria".

-¿Esto aleja la cesación de pagos?

-Creo que el Gobierno no va a pagar el cupón de todos los bonos. Por ejemplo, no se pagarán los servicios en los Bontes, pero hace falta que lleguen los 1260 millones del FMI para pagar el resto.

-¿Y si no llegan esos recursos?

-Entonces habrá una cesación de pagos inmediata.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.