Pichetto volvió a su búnker, se dio un baño de peronismo y cantó la marcha

Encabezó un acto junto a dirigentes peronistas
Encabezó un acto junto a dirigentes peronistas Fuente: Archivo - Crédito: Ricardo Pristupluk
Laura Serra
(0)
11 de julio de 2019  • 21:28

Después de compartir con Mauricio Macri un raid de actos y actividades proselitistas al mejor estilo Pro, Miguel Pichetto decidió darse un baño de peronismo y regresó a su búnker electoral de la calle Belgrano esquina Matheu, donde un plenario de "compañeros" del llamado Peronismo Republicano que lo recibió para renovar su compromiso de acompañarlo, ahora en su condición de candidato a vicepresidente de Vamos Juntos.

Pichetto se sentía como en casa. Incluso entonó, sobre el final, la marcha peronista. "Con un triunfo de Macri se derrotará definitivamente al kirchnerismo y a La Cámpora como visión autoritaria de hacer política -enfatizó Pichetto-. Esto implicará una reconstrucción del peronismo con una mirada de centro democrático, con la visión de aquel Perón de 1973 que decía que para un argentino no hay nada mejor que otro argentino".

El búnker había sido inaugurado a principios de este año, cuando Pichetto había lanzado su precandidatura presidencial de Alternativa Federal. Desde entonces mucha agua pasó bajo el puente: la tercera vía peronista se diluyó y el rionegrino decidió jugar su destino político junto a Macri y Vamos Juntos. Sus compañeros de ruta, al principio desconcertados, finalmente decidieron acompañarlo en el desafío y ayer lo recibieron "en su casa". Allí estaban los exdiputados del PJ Humberto Roggero, Daniel "Chicho" Basile, Mabel Muller y Gilberto Alegre. También participaron del acto el cordobés Eduardo Mondino, exdiputado y ex Defensor del Pueblo; el santacruceño Rafael Flores, uno de los primeros opositores al kirchnerismo, y el senador provincial Lucas Fiorini.

"De triunfar en octubre, se agota definitivamente un ciclo con un componente duro y autoritario", enfatizó Pichetto. "El modelo del Frente de Todos, que no es otra cosa que el kirchnerismo duro o La Cámpora, atrasa 70 años. Se traduce en un discurso de defensa de los pobres que son los más perjudicados por este modelo. Ellos quieren volver al cepo cambiario", advirtió.

"Mauricio Macri va a ganar porque la sociedad argentina no va a volver al pasado", sentenció el candidato a vicepresidente. "Hay que hacer correcciones en la política económica sin dudas, pero volver atrás con políticas con un fuerte componente autoritario, con amenazas de revisar procesos judiciales y el debido proceso, será muy perjudicial para la Argentina", sostuvo.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.