Piden que la Justicia frene a Moreno por su irrupción en el Grupo Clarín

La oposición rechazó las actitudes intimidatorias del funcionario y prepara una denuncia penal; la empresa advirtió que podría haber otros atropellos
(0)
27 de abril de 2013  

La irrupción del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, a los gritos, en la asamblea anual de accionistas del Grupo Clarín, siguió generando reacciones por las actitudes intimidatorias con que increpó a los directivos de la empresa.

Dirigentes de la oposición rechazaron las actitudes intimidatorias del funcionario, que se suman a incursiones anteriores en otras empresas privadas, y reclamaron la intervención de la Justicia.

"La Justicia debe intervenir para ponerle un freno", advirtió el diputado Eduardo Amadeo (Frente Peronista), quien anticipó ayer a LA NACION que a partir del lunes presentará, junto a otros legisladores de la oposición, una denuncia penal contra el funcionario kirchnerista. "Moreno es una verdadera vergüenza para el gobierno argentino. Vamos a trabajar este fin de semana en la presentación de la denuncia", precisó el diputado.

También el director de Relaciones Externas del Grupo Clarín, Jorge Rendo, advirtió sobre la actitud intimidatoria del funcionario, que irrumpió a los gritos anteayer, en la asamblea de accionistas, acompañado por el viceministro de Economía, Axel Kicillof, y el director de la Sindicatura General de la Nación (Sigen), Daniel Reposo, quienes permanecieron cinco horas en el lugar.

"Lo que hizo Moreno en el auditorio del Grupo Clarín, ese maltrato a la gente, la instrucción que dio a sus hombres para que filmen todo, la prepotencia, es una violación a los derechos humanos y puede volver a cometerlo. No sólo en Clarín o en Papel Prensa, sino que cualquier otra empresa. Un juez tiene que frenar a Moreno", afirmó Amadeo.

"Moreno debería estar 24 horas por día dedicado a lograr los objetivos mínimos que requiere la economía que hoy está destruida. Pero utiliza parte de ese tiempo para generar una violencia inaudita y agredir a todos", advirtió.

"¿Se imaginan el enorme peligro y la enorme herramienta que se inventó el Poder Ejecutivo para presionar a las empresas que cotizamos en Bolsa, que somos las más grandes de la Argentina?", señaló, en tanto, Rendo, en referencia a la ley del mercado de capitales que el Congreso sancionó el año último y que le permite al Gobierno, por sí mismo, intervenir en una empresa. El directivo de Clarín consideró que "lo que le pasa al Grupo Clarín le puede pasar a Arcor, Techint o Alpargatas", entre otras empresas.

Rendo hizo hincapié en una frase que Moreno le dijo a Kicillof -"¡Mirá con lo que nos vamos a quedar!"- y a la referencia que formuló sobre las "nuevas herramientas que tiene el Estado", dos menciones con las que el secretario de Comercio parecía referirse al artículo 20 de la ley 26.831 de mercados de capitales.

Según la citada norma, la Comisión Nacional de Valores (CNV), que dirige Alejandro Vanoli -quien también acompañó a Moreno en la asamblea de accionistas del Grupo Clarín- puede "designar veedores con facultad de veto" y "separar a los órganos de administración" de las empresas "por un plazo máximo de 180 días hasta regularizar las deficiencias encontradas". Basta, para ello, que el organismo considere que están afectados los derechos de las minorías.

Varios especialistas entienden que la atribución de la CNV es, al menos, cuestionable. Por un lado, el Estado tiene el 9% de las acciones del Grupo Clarín, desde que hace dos años una ley transfirió a la Anses las tenencias accionarias que poseían las AFJP. Por el otro, es el propio Estado el que, considerándose afectado como minoría, puede disponer, a través de la CNV, la intervención de la empresa.

La semana última, el Gobierno sufrió un revés en su pelea judicial con el multimedios, cuando la Cámara Civil y Comercial Federal dictó un fallo parcialmente favorable al Grupo Clarín sobre la ley de medios, decisión que ambas partes apelarán ante la Corte.

"Después de una verdadera maratón a la que nos sometió Moreno estamos bien, porque por lo menos pudimos completar la asamblea", dijo Rendo, al remarcar que el funcionario trató a los presentes "como criminales, ineficientes e idiotas".

El ejecutivo también señaló que la ley de mercados de capitales, que fue aprobada en diciembre último, fue una norma "hecha a medida para aumentar el nivel de presión que puede tener el Poder Ejecutivo sobre las compañías que cotizan en Bolsa".

Esa modificación fue introducida entre gallos y medianoche, en medio del debate, por el diputado Eduardo Felleti (FPV) y la presencia de Vanoli parecía dar crédito a que el Gobierno maneja esa posibilidad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.