Piden que se dé certeza a los ahorristas

La banca quiere que el Gobierno aclare que el corralito seguirá después del día 91
(0)
31 de diciembre de 2001  

Un grupo de banqueros le pidió al Gobierno que se le otorgue certidumbre sobre el destino de sus depósitos a los ahorristas, pero que además se admita que la restitución no será posible en el "día 91" sino que deberá prolongarse algunos meses más.

La recomendación fue transmitida a funcionarios de Hacienda por ejecutivos de la banca, que juzgan que el descontento que se generó por las restricciones a los movimientos de fondos sólo podrá ser paulatinamente superado si se explica un cronograma de reintegros acorde con las posibilidades de respuesta que tiene el sistema.

El pedido incluyó el reclamo de que la medida no se difunda aisladamente sino en el contexto de una serie de anuncios tendientes a dar certeza sobre el rumbo futuro de la economía. Ocurre que de esa manera creen que sería "más digerible", en tanto se brinden garantías sobre la preservación de los capitales invertidos.

La propuesta supone explicar que, en las condiciones actuales, el día 91, que la anterior administración imaginó como el de final del corralito, es utópico en tanto no se revierta la crisis de credibilidad.

La tesis fue abonada por el vicepresidente primero de la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la Argentina (Abappra), Carlos Heller, que dijo que la posibilidad de restablecer la "confianza" es el único camino para superar la crisis. "Si no se logra restablecer, tendremos que llegar a la situación de que los depósitos se cambien por bonos o que no haya más bancos en la Argentina. En la práctica no hay otra solución."

La otra posibilidad que enunció parece menos posible, según lo admitió. "Que alguien le preste a la Argentina US$ 60.000 millones para que el Estado se los dé a los bancos y éstos a la gente. Luego ese monto se recuperará cuando se cobren las carteras de crédito. Pero parece difícil, ¿no?"

Heller advirtió que "el temor de la gente de recibir un bono va a terminar haciendo que la gente reciba un bono: porque es imposible otra solución". Y consideró que sería bueno que las autoridades expliquen la gravedad de "la situación" .

Recuperar la confianza

En el mismo sentido se expresó ayer la Fundación Capital (FC) al afirmar que sin austeridad fiscal y sin liquidez en el sistema bancario, en lugar de abrir, "la Argentina deberá cerrar cada vez más el corralito impuesto a los depósitos".

Para la entidad, "el verdadero desafío del nuevo gobierno radica en recuperar la confianza bajando significativamente el riesgo fiscal y financiero. Y propone para ello buscar el déficit cero, mediante una ley entre Nación y provincias, que consagre la existencia de un fondo anticíclico".

También advirtió que "ninguna alquimia monetaria, ya sea una tercera moneda no convertible o una devaluación del peso, corregirán el desequilibrio fiscal estructural argentino".

El informe señaló que "la precipitación de la crisis política debilitó aun más la posición de las reservas del BCRA y agravó la crisis de liquidez y confianza". Y muestra que, pese al corralito, los depósitos totales llegan ahora a US$ 64.220 millones, una cifra que presenta una caída cercana a los 880 millones en los primeros 19 días de este mes. En el mismo período, las reservas líquidas del BCRA se redujeron en US$ 122 millones; mientras que el circulante registró una pérdida de 520 millones, al situarse en 8050 millones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.