Pierri elimina escollos para pelear por la gobernación