En la Casa Rosada. Planteo a EE.UU. por el lavado