Plataforma 2012 y Carta Abierta: dos miradas en debate sobre los cacerolazos