Polémica por un juego con frases "antisemitas" que llegó a las escuelas

El juego polémico "En la punta de la lengua"
El juego polémico "En la punta de la lengua" Crédito: Cooperativa de trabajo La Chipica
Pablo Mannino
(0)
15 de enero de 2019  • 13:06

Un juego grupal de estrategias que llegó a escuelas argentinas levantó la polémica por su contenido antisemita, lo que provocó el inmediato rechazo de la comunidad judía y el inicio de acciones legales. Desde Nación indicaron que comenzaron a retirarlo de circulación, en tanto, la cooperativa que lo fabricó hizo una autocrítica pero apuntó a la "libre interpretación".

El material didáctico se llama "En la punta de la lengua" y llegó a colegios de Entre Ríos, luego de una entrega masiva que realizó el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación. El revuelo apareció con algunas descripciones que se pueden leer en las tarjetas, sobre todo las que hacen referencia al pueblo judío. En este sentido, el juego, como el tradicional "Tabú", consiste en dar pistas sobre la palabra que se debe adivinar sin mencionar las frases que se detallan. Así, por ejemplo, para que una persona acierte la palabra Estado Palestino se mencionan términos como "destrucción y despojo", "fundamentalismo judío" y "víctimas niñxs".

El juego polémico
El juego polémico Crédito: Cooperativa de trabajo La Chipica

Espíritu del juego

El espíritu del juego es el siguiente, de ahí su nombre: "Si te digo un objeto, un concepto, un hecho histórico… guardate las palabras que primero se te ocurran (esas que tenés en la punta de la lengua) porque seguramente no las podrás usar. En este juego tenés que pensar, con el reloj corriendo y el otro equipo revisando". En las plataformas virtuales de comercialización se lo publicita así: "Un juego donde la risa y la creatividad salen de la Punta de la Lengua. Un juego bien argentino y popular, adaptación del clásico Tabú, para jugar en grupos y mostrar nuestras habilidades para comunicarnos pese a las dificultades".

Los creadores del juego son mendocinos. Se trata de la Cooperativa de trabajo La Chipica, que elabora juegos de mesa, agendas, cuadernos, además de prestar servicios de imprenta. Se presenta como una organización de corte político de izquierda pero niega rotundamente tener vinculación con el kirchnerismo. "Somos bastante críticos de la gestión K", comentaron desde la organización. De hecho, aseguran que buena parte de sus ventas han sido realizadas al actual Gobierno, con "licitaciones transparentes y legales", indican. En cuento al juego de la polémica, Nación compró en 2017 dos mil unidades por casi medio millón de pesos, bajo el proceso licitatorio directo 263-0037-CDI17, con la consigna "adquisición juegos de mesa grupal tipo estrategia con efector social, con destino al Programa Jugando Construimos Ciudadanía de la Subsecretaría de Desarrollo Institucional e Integración Federal dependiente de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia".

Libre interpretación

"Es un juego, no una enciclopedia y no somos historiadores. Para que se entienda: hay que saber que esas palabras escritas no se pueden decir, están prohibidas, por lo que queda a libre interpretación el sentido que se le da a la tarjeta", expresó a LA NACION, Nicolás Ruiz, miembro de la cooperativa La Chipica, quien asimismo hizo una autocrítica por lo ocurrido y por la dimensión que está tomando el caso. De hecho, tienen previsto emitir un documento en las próximas horas con la postura que tomará la entidad. "Entendemos que lo que pasa en medio oriente es cruel y hay mucho debate. Sabemos que es complejo, pero también hay un reclamo real de tierras. Es un lugar de conflicto, con crueles bombardeos, por eso el juego pone palabras, para hacer una lectura critica y que cada uno vea la forma que quiera decirlo. Igual, hacemos una autocrítica, ya que vemos que puede tocar muchas sensibilidades", agregó el joven.

Ni bien se conoció la circulación del material en cuestión, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) emitió un comunicado. "A través de su Mesa de Denuncias, la DAIA recibió el caso del juego "En la punta de la lengua", con contenido antisemita, que fue derivado al Departamento de Asuntos Jurídicos de la institución.

El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, uno de los organismos que lo distribuyó, se ha puesto en contacto con la entidad representativa de la comunidad judía argentina a fin de ofrecer sus disculpas e informar que se procedió al retiro de circulación del mencionado juego y a su correspondiente auspicio. No obstante, la DAIA se encuentra analizando las acciones legales correspondientes contra la empresa productora de "En la punta de la lengua".

Asimismo, según informaron desde la entidad, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, recibirá próximamente a la DAIA y a la Organización Sionista Argentina a fin de conocer las implicancias del caso.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.