Polémica por el pago a Hagelin

Familiares: un abogado de derechos humanos denunció que el padre y el hermano de Aníbal Ibarra son los abogados del demandante.
(0)
23 de marzo de 2000  

El candidato a jefe del Gobierno por la Alianza, Aníbal Ibarra, fue el blanco de una polémica pública entre el padre de una joven desaparecida durante la última dictadura militar y un abogado de organizaciones de derechos humanos.

El escándalo comenzó cuando Marcelo Parrilli, el letrado, denunció que Ragnar Hagelin -padre de Dagmar, la joven sueca asesinada en la ESMA- había logrado que el Gobierno aceptara pagarle la mayor indemnización dada por el Estado argentino a un familiar de desaparecidos (unos 700.000 pesos), luego del simple trámite de contratar como abogados al padre y al hermano de Aníbal Ibarra.

"Es un hecho significativo que, después de 12 años de trabajar en esta causa, el 10 de febrero se me haya revocado el mandato (como patrocinante de Hagelin) cuando en realidad quedaba muy poco por delante -dijo-. Sus nuevos abogados son Aníbal Ibarra González y Rolando Aníbal Ibarra".

Hagelin le contestó con un comunicado de prensa en el que lo acusó de mentiroso y deshonesto. "Está utilizando los derechos humanos para ventilar un problema económico", afirmó. Reveló que despidió a Parrilli porque dijo que éste tomó dinero suyo sin su permiso y porque le reclamó el 20% de la indemnización.

Pero el padre y el hermano de Ibarra son, en efecto, abogados de Hagelin y éste recibirá mucho más de lo que otorgó el Estado al resto de los familiares de desaparecidos (220.000 pesos). Además, Hagelin cobrará en efectivo y los demás, en bonos.

Según Hagelin, la intervención de los Ibarra se originó "en la amistad personal" que los une "desde hace más de 15 años. Los abogados sólo me asesoran sobre cómo defenderme de mi antiguo defensor" y "sin cobrar un centavo", aseguró.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?