Polémica por la foto de Insaurralde con Massa

Algunos vieron allí una señal del intendente de Lomas a Scioli; malestar de D’Elía y silencio oficial
Mariana Verón
(0)
18 de noviembre de 2013  

Daniel Scioli no se da por aludido, Martín Insaurralde calla, el kirchnerismo mastica bronca y Sergio Massa disfruta. La foto que anteayer se tomaron el intendente de Tigre y su par de Lomas de Zamora dejó interpretaciones para todos los gustos.

Además, el diputado electo por el Frente para la Victoria faltó ayer al festejo del Día de la Militancia que congregó al kirchnerismo puro en el parque Lezama y sumó un factor más de distancia con el Gobierno.

Massa, dueño de la máquina de fotos, disfrutó ayer con el rebote que tuvo la toma en sus pagos. Fiel a su estilo, negó que la imagen hubiera estado acordada, una versión que ni el propio equipo de Insaurralde se anima a avalar, y la adjudicó a su voluntad dialoguista. "Hay que terminar con la Argentina de todos contra todos", sentenció.

Scioli, uno de los principales destinatarios del mensaje, ni se dio por aludido. Antes de jugar al futsal, rutina de casi todos sus domingos, consideró que era "natural". Y avanzó: "La esencia de la política es la convivencia democrática. Uno puede hablar con todos, pero no significa que esté de acuerdo". Scioli y Massa son, hoy, los dos políticos más enfrentados desde las últimas elecciones.

Ideólogo de las fotografías políticas que dan que hablar, el gobernador no podía contradecir ahora su argumento de defensa cada vez que el kirchnerismo lo fustigó por sus picaditos con Mauricio Macri y Hugo Moyano. "Toma de su propia medicina", reía un hombre del conurbano, ajeno a la disputa.

Insaurralde se llamó a silencio. Desde su equipo aclararon que la "culpable" de la foto fue su novia, la modelo Jesica Cirio, que le pidió que la acompañara a la entrega de premios Caras Glam en Tigre y que él, que se reivindica como un caballero, no podía decirle que no. Dejaron en claro, eso sí, que de inocente la imagen no tenía nada y se apuraron en destacar que el diputado electo seguía siendo parte del Gobierno.

Por debajo, había en el mundo insaurraldista cierto malestar con Scioli. Le achacan al gobernador no haber hecho nada para que el intendente del Lomas de Zamora se quedara con la jefatura del PJ bonaerense. Scioli jugó fuerte para que Fernando Espinoza se impusiera en el cargo para evitar él mismo ese lugar. Si no era Scioli, sostenía la semana pasada Insaurralde, debía ser él.

El kirchnerismo, con bronca, tampoco habló. El único que levantó quejas fue el siempre atento a los gestos Luis D'Elía . Dolido, dijo por Twitter que los militantes no se merecían esa foto y comparó a Insaurralde con el venezolano opositor al chavismo Henrique Capriles. "CAPRILES & CAPRILES ejemplos del target noventista; blancos, flacos, lindos, exitosos, aunque sean unos reventados llenos de las peores ideas", escribió. Luis D'Elía auténtico.

El resto de los integrantes del cristinismo evitaron la polémica, al menos por ahora. Entre la mayoría de los consultados por LA NACION, que se ampararon en el off the record , se extendía la duda. Buena parte se volcaba a pensar que el mensaje era para Scioli, aunque dejaba al Gobierno en una situación de incomodidad total. "¿Justo ahora esa foto, cuando está volviendo Cristina?", se preguntó con ironía un hombre de equipo presidencial. "Si la entendés, llamame y explicame", pidió una dirigente bonaerense, sin ocultar su malestar con quien fue el principal candidato del Gobierno en las últimas elecciones.

Insaurralde arrastra varias diferencias con la Casa Rosada desde que quedó solo tras las internas de agosto. El punto de mayor conflicto se dio, además, la noche de la derrota, cuando desde el búnker lo pusieron a presentar a los ganadores. Otra versión, menos extendida, indicaba que el Gobierno lo habilitó para la foto como mensaje de que Massa está más cerca del kirchnerismo de lo que los votantes creyeron.

Si de gestos se trata, Insaurralde compensará la jugada hoy, cuando se verá con Scioli, en el almuerzo convocado por el gobernador con los popes del PJ.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.