Policías bonaerenses se sumaron a las protestas

Miembros de la Guardia de Infantería pidieron mejoras salariales; también hay tensión en Río Negro y Chaco, con efectivos acuartelados
Sebastián Lalaurette
(0)
9 de diciembre de 2013  

LA PLATA.- Pese a los recaudos tomados por la gestión que encabeza el gobernador Daniel Scioli , la ola de protestas y reclamos policiales de recomposición salarial que sacude al país llegó a territorio bonaerense.

Los reclamos salariales de la policía bonaerense llegaron ayer a la provincia con una protesta de efectivos de la Guardia de Infantería a la que se sumaron policías de diversos puntos del conurbano y que ya tuvo consecuencias: obligó a las autoridades a recurrir a otras fuerzas de seguridad para custodiar un partido de fútbol.

La medida de fuerza se inició como un reclamo de familiares que se apostaron frente a las sedes de Infantería y Caballería de la policía bonaerense, en las calles 115 y 59, en esta capital. Luego se fueron sumando policías de franco y, más tarde, otros que salían de cumplir su servicio, aún vistiendo el uniforme. Algunos de los manifestantes, incluyendo policías uniformados, cortaron la triple intersección de la calle 1, la avenida 60 y la diagonal 79. Quemaron neumáticos y ramas de los numerosos eucaliptos que rodean las dependencias policiales.

Scioli había anunciado anteayer que los policías provinciales recibirían un aumento el mes próximo. El ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, había considerado "imposible" que se produjera un autoacuartelamiento de policías en la provincia. Pero ayer por la madrugada, el jefe de la policía, Hugo Matzkin, debió viajar a Luján para contener una protesta en una comisaría, y hacia el mediodía tuvo lugar el reclamo de familiares frente al Cuerpo de Infantería, al que se sumaron policías en actividad. Anoche, además, se informó que policías de al menos tres de las 14 comisarías de la ciudad de Mar del Plata se plegaron a las protestas salariales.

Los efectivos reclaman un sueldo mínimo de 12.500 pesos mensuales, similar al que perciben los integrantes de la Policía Metropolitana porteña y al monto que les fue ofrecido a los policías cordobeses tras un conflicto que derivó en saqueos a comercios. Afirman que el sueldo inicial de un policía bonaerense es de 4700 pesos y rechazan la posibilidad de que el incremento se efectivice a través de las horas extras.

Los policías y familiares estaban concentrados frente a los playones de Infantería y Caballería, impidiendo la salida de los móviles, lo que hizo imposible la salida de los efectivos destinados al servicio de cancha para el partido entre Estudiantes de La Plata y Tigre, que se disputó en el Estadio Ciudad de La Plata a partir de las 17. Al cierre de esta edición, miembros del ministerio conducido por Granados y representantes de los policías se encontraban reunidos en la sede de Infantería negociando una salida al conflicto.

En el interior

En otros puntos del país las negociaciones tuvieron resultados diversos. Los policías de Neuquén, por ejemplo, levantaron la protesta tras la firma de un acuerdo con el gobierno que establece un aumento que llevará el salario mínimo a 10.000 pesos a partir de enero, mientras que en Río Negro continuaba la reunión entre voceros policiales y el gobierno de Alberto Weretilneck. En Chaco, la provincia que hasta hace semanas gobernaba el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, también surgieron protestas policiales en reclamo de mejoras.

En Neuquén, Jorge Sapag se comprometió a llevar el salario mínimo a 10.000 pesos. Ya unos días antes había concedido por decreto un aumento de 6000 a 8000 pesos y un 25% de subas en los adicionales, pero no conformó a los uniformados y ayer volvieron al diálogo hasta sellar el acuerdo, que incluye no aplicar sanciones a los uniformados que se manifestaron.

En tanto, en las principales ciudades de Río Negro la protesta se acrecentó con acampes frente a las unidades policiales y movilizaciones por las calles, por eso el gobernador Alberto Weretilneck decidió anticipar la reunión prevista para el martes y convocar al diálogo de inmediato en Cipolletti.

En plena visita del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, policías chaqueños se acuartelaron en la comisaría 1» de Resistencia. Según Diario Norte, trascendió que los efectivos reclamaban un sueldo de 13.000 pesos. Si bien hasta caer la tarde no hubo saqueos, los principales hipermercados cerraron sus puertas preventivamente.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.