Por Internet circulan campañas que proponen impugnar el voto

Piden optar por próceres, por Clemente o tachar las boletas
(0)
25 de agosto de 2001  

La inminencia de las elecciones legislativas y el amplio descrédito de la clase política provocaron en las últimas semanas el surgimiento de propuestas para castigar a todos los candidatos por igual.

“Votemos por Clemente”, pide un mensaje que circula por casillas electrónicas, y fundamenta: “Clemente es un personaje popular netamente argentino, creado por un tipo muy preparado e inteligente, y fundamentalmente no tiene manos, por lo que no puede robar”.

El mensaje se llama Es hora de dar un escarmiento. “No puede ser que los políticos sigan de fiesta mientras el país se hunde -dice el mensaje-. Forcemos un cambio en serio, pero en paz. La única manera de que paren la j... es pegarles donde les duele. Los políticos viven del voto de la gente, ya que no sólo se legitiman y llegan a lugares de curro con él, sino que además el Estado les paga a los partidos por cada voto.”

La propuesta no es votar en blanco, porque suma al candidato más votado, sino impugnar la boleta escribiendo “Clemente” sobre el nombre del candidato que lleve. Si esto ocurre, argumenta el mensaje, que lleva la firma de Roberto Molinari, los políticos se verán obligados “a hacer los cambios que la gente requiere”.

Con un objetivo similar pero más concentrado -acabar con las listas sábana-, un denominado Grupo 2 de Junio convoca a colocar en los sobres una boleta que diga: “No voto listas sábana porque jamás le entregaría el cuidado de mi casa a personas desconocidas”. Firman la cadena Ernesto Hammar, Raúl Gándara y Juan Sánchez.

El Movimiento pro Voto Impugnado cree que, al hacer nula la boleta partidaria, se alcanzará la “depuración” de la clase política. “No vote a la corrupción, no sea un corrupto más. Toda derrota electoral desencadena una purga de los partidos. El voto en blanco favorece al ganador; para impugnar su voto introduzca en el sobre cualquier papel que no sea una boleta”, dice la convocatoria. Lleva como firma una dirección electrónica: votoimpugnado@hotmail.com

Otra cadena de mensajes, que no lleva identificación alguna de los autores, propone votar en blanco porque eso facilitaría -concluyen- la recolección de firmas suficientes para presentar un proyecto legislativo para reducir la cantidad de cargos políticos, las listas sábana y otros mecanismos de la clase política.

“Para intentar reducir a la mitad los cargos electivos y las remuneraciones de quienes los ocupan, que constituyen el mayor gasto improductivo nacional, tenemos que saber antes cuántos somos los que queremos que ese milagro se produzca -dice el mensaje-. Para ello basta que votemos en blanco en octubre. Si somos muchos podemos usar los derechos que nos da la Constitución. (Para eso) hay que presentar una petición al juez electoral con 360.000 firmas, según la ley 24.747. Si los votos en blanco demuestran que mucha gente está harta, esas firmas se conseguirán fácilmente.”

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.