Por la presión internacional se mejoraron los controles

Esto surge de una encuesta entre ejecutivos y funcionarios argentinos
(0)
28 de noviembre de 2011  

En la lucha contra el lavado estamos mal, pero vamos bien. Esa es la conclusión central de la encuesta a ejecutivos privados y funcionarios públicos abocados a la detección del lavado de activos en la Argentina que acaba de completarse. Unos y otros coincidieron en la baja calidad de las normas, las deficiencias del Estado para combatirlo y la ignorancia social que lo rodea, pero también destacaron las mejorías de los últimos años, a partir de la mayor presión internacional.

Los resultados del relevamiento desarrollado por la firma Consultcom son elocuentes: el 51% de los encuestados -que abarcó funcionarios de distintos organismos bonaerenses y nacionales, incluida la Unidad de Información Financiera (UIF)- consideró que las normas de control y prevención del lavado son poco o nada efectivas, frente al 34% que las calificó de bastante o muy efectivas.

Sin embargo, la visión sobre la aplicación de esas normas se combina con un dato alentador: el 67% cree que hoy se está mejor que cinco años atrás y el 81% cree que la Argentina estará aún mejor en cinco años más.

La encuesta resulta atractiva por dos motivos: la especialidad de quiénes la respondieron tras dos días de capacitación para obtener una certificación de la Asociación de Banqueros Internacional de Florida (FIBA, en inglés), y por las observaciones que aportaron.

Poca conciencia

"Lo que quedó expuesto fue el bajo grado de conciencia que los encuestados observaron entre los políticos, la administración pública y la sociedad en general", alertó el titular de Consultcom, Marcos Victorica, en contraste con los organismos internacionales como el GAFI, los bancos extranjeros y, en menor medida, con los bancos locales.

Dos sectores en particular se destacaron por las magras calificaciones que recibieron cuando los encuestados evaluaron el nivel de conocimiento de las normas antilavado. Y con una salvedad: cada entrevistado respondió sólo sobre sus propios entornos laborales. Así, el Poder Judicial -que debería conocerlo a la perfección- y el sector de loterías, casinos y otros juegos de azar descollaron, pero por lo malo.

Por su parte, el poco respeto de los argentinos ante las normas -y el auge consiguiente de la economía informal- se destacó como el principal factor que influye de modo negativo al combatir el lavado en el país. Obtuvo el 80% de las menciones de los entrevistados.

Sin embargo, al identificar los mayores problemas que afrontan en la actualidad los expertos para combatir el lavado en la Argentina, tres surgieron con claridad: la falta de adecuación local a las normas internacionales en la materia; la falta de capacitación del personal involucrado en las investigaciones y la falta de conciencia de las máximas autoridades sobre la magnitud del problema.

Sólo luego de estos ítems apareció la escasez de recursos para luchar contra el lavado de dinero y activos en el país.

PIDEN INVESTIGAR A LA CÚPULA DE LA UIF

El fiscal federal Eduardo Taiano solicitó al juez Daniel Rafecas investigar si la cúpula de la unidad antilavado local (UIF) cometió delitos con presunta manipulación discrecional de información secreta durante los últimos dos años. Ahondó así en una pesquisa anterior del fiscal Carlos Stornelli.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.