Por un día, La Rioja tuvo gobernador de la UCR

Sucesión: tercero en la línea de mando, el legislador Cejas Mariño estuvo a cargo del Poder Ejecutivo; concedió audiencias y firmó decretos.
Sucesión: tercero en la línea de mando, el legislador Cejas Mariño estuvo a cargo del Poder Ejecutivo; concedió audiencias y firmó decretos.
(0)
21 de marzo de 2000  

LA RIOJA.- En una provincia hegemónicamente peronista, un radical alcanzó ayer el sueño del pibe: ocupar la gobernación.

Rubén Cejas Mariño,vicepresidente segundo de la Cámara de Diputados es titular de la UCR riojana y legislador desde hace seis años.

Ayer, una migración simultánea del gobernador Angel Maza, el vicegobernador Luis Beder Herrera y el vicepresidente primero de la Legislatura, Rocier Busto, habilitó a Cejas Mariño para ocupar por un día el despacho principal de la Casa de Gobierno.

El legislador opositor había sido colocado tercero en la sucesión el 1º de marzo, luego de un acuerdo entre peronistas y radicales.

Ya no está Carlos Menem en la presidencia de la Nación y los nuevos tiempos por demandas de recursos que debe enfrentar Angel Maza con el gobierno nacional no son sencillos.

La última vez que un radical ocupó un puesto expectante en la Cámara de Diputados fue en 1985.

Pero para encontrar un gobernador radical en la provincia, hay que remontarse 34 años. Al período 1963-1966, cuando, con el peronismo vedado y bajo la presidencia de Arturo Ilia, condujo el Ejecutivo riojano Juan José De Caminos, un hombre humilde, austero y "de una decencia extraordinaria", comentó un veterano observador de la política provincial.

Actividad oficial

El paso de Cejas Mariño por la gobernación no fue meramente protocolar. De acuerdo con un parte de la vocería oficial, entre otras audiencias, recibió al intendente del departamento Sanagasta, Juan Alberto Flores, que le planteó "temas que el gobierno nacional puede ayudar a solucionar".

Pidió también por la continuidad del camino que unirá La Rioja con Chilecito a través de la cadena del Velasco, hoy con problemas de financiamiento desde la Nación.

También tuvo acceso al despacho diario. El secretario general de la Gobernación, Roberto Catalán (ex secretario de Comunicaciones de la Presidencia de Menem) le alcanzó algunos decretos para su firma.

En uno se declaró de interés provincial un pedido hecho por los veteranos de guerra para la instrumentación de un programa especial de trabajo en la provincia. En otro, promulgó la ley que declara la emergencia meteorológica en todas las zonas afectadas por las lluvias en el interior provincial.

En sus declaraciones a la prensa, Cejas Mariño destacó "la responsabilidad de estar en esta situación" y "la responsabilidad de que el gobernador de la provincia haya tenido la confianza suficiente para delegar el poder tal cual lo establecen los mandatos constitucionales". "Si no existiera la confianza (el gobernador Maza) habría arbitrado los medios para que un hombre de su partido quedara al frente del Ejecutivo."

El mandatario interino de La Rioja sabía que en cualquier momento podría llegar al sillón que ocupó ayer. Porque a principios de este mes era muy fuerte la versión de una licencia del vicegobernador Beder Herrera para retomar el Ministerio Coordinador, cartera que Maza tiene vacante desde diciembre último. Ese hecho colocaba al radical en segundo lugar de la sucesión.

La licencia de Herrera todavía no aconteció. Pero las posibilidades de Cejas llegaron antes.

Nadie supo explicar en la víspera qué reuniones urgentes llevaron al vicegobernador y a Busto a dejar la provincia.

Lo cierto es que el día en que el presidente Fernando de la Rúa se entrevistaba con los gobernadores justicialistas, un radical gobernaba la provincia de Menem, un territorio intrínsecamente peronista.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.