Postergan la estatización de YPF

La Presidenta resolverá cómo seguir luego de su viaje a Cartagena; Moreno boicotea el plan de Kicillof
Mariano Obarrio
(0)
15 de abril de 2012  

Mientras el gobierno de Cristina Kirchner analiza reabrir las negociaciones con la empresa española Repsol por la reestatización de YPF , la Presidenta resolvió barajar y dar de nuevo. En medio de un fuerte desconcierto, postergó el plan hasta evaluar el panorama internacional, tras la presión de España y la Unión Europea, el resultado de la Cumbre de las Américas y su reunión anoche con su par de los Estados Unidos, Barack Obama.

"La Presidenta decidió desensillar hasta que aclare, al menos hasta la Cumbre de las Américas en Cartagena. Todo se postergó", aseguró a LA NACION una fuente oficial. "Nadie sabe en el Gobierno cuál será la decisión. No existe una decisión", agregó el vocero.

Otra alta fuente de la Cancillería señaló ayer a LA NACION que "una negociación va a haber".

En medio de una fuerte confusión oficial, subsiste la idea en el Gobierno de avanzar en un control estatal de la empresa, hoy en manos de Repsol, pero ahora mucho más moderado de lo que se analizó anunciar el jueves último: ello era la estatización compulsiva del 50,01% de las acciones, previsto en un proyecto de ley que trascendió el jueves último y que ayer era atribuido al viceministro de Economía, Axel Kicillof.

Interna en el poder

En Balcarce 50 se percibe un fuerte desconcierto."Ese proyecto era casi una expropiación y podía traer como consecuencia una judicialización y un deterioro político internacional para la Argentina", se evaluó dentro del gobierno nacional. Dicen en el Gobierno que fue el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, no un moderado, quien desaconsejó a la Presidenta ese proyecto por ser demasiado radicalizado.

Así, Moreno quedó enfrentado en forma directa con Kicillof, gurú económico de Cristina y de la agrupación La Cámpora, liderada por Máximo Kirchner. Moreno goza hoy de más predicamento que nadie en las decisiones económicas.

"Se frenó así un anuncio que ya estaba preparado", confió un funcionario oficial a LA NACION.

En otra muestra de conflicto con La Cámpora, el ministro de Planificación, Julio De Vido, salió en apoyo de Moreno, reciclado ahora en forma paradójica como un mesurado. Según dicen en la Casa Rosada, De Vido acordó con los diez gobernadores de la Ofephi (Organización Federal de los Estados Productores de Hidrocarburos) la estrategia para rechazar aquella iniciativa, que también fue resistida por los mandatarios ante posibles perjuicios económicos y judiciales para sus distritos.

Ahora se habla en el Gobierno de una posible negociación con Repsol por el capital accionario de la empresa, pero en un porcentaje que podría ser de alrededor del 30% y bajo condiciones consensuadas. La Casa Rosada considera que YPF valía hace tres meses 18.000 millones de dólares. Pero luego de que el Gobierno la culpó de no invertir y de la caída en la producción, con quita de áreas de explotación provinciales, Balcarce 50 estima que el precio de YPF cayó a 10.000 millones.

"El Gobierno podría ofrecer 6000 millones de dólares y ponerse a negociar por el porcentaje, los plazos y las formas de pago", señaló a LA NACION una fuente de primer nivel.

Las explicaciones son difusas y aseguran que la Presidenta no tiene claro el plan. Otro obstáculo radica en que nada garantizará aumentos inmediatos en la producción, que sólo se obtiene luego de cuatro a cinco años de la inversión.

Todo comenzó a reacomodarse luego de la fuerte presión de España y la Unión Europea en los últimos días. Y es por ello que ayer el ministro de Industria español, José Manuel Soria, aseguró que "en las últimas 48 horas parece que las cosas se encauzan". El diario El Mundo, de Madrid, en tanto, había informado ayer que el gobierno de Mariano Rajoy podría organizar un boicot a la soja y la carne argentinas si Cristina Kirchner avanza sobre YPF.

El diario El País había destacado que Madrid recurrió a la Unión Europea y los Estados Unidos para conseguir el respaldo.

El canciller José Manuel García Margallo había advertido anteayer que "cualquier agresión" de la Argentina contra Repsol "podría significar la ruptura económica y fraternal" entre ambos países.

En el gobierno argentino no hubo respuesta. Sólo el representante para la Integración de la Cancillería, Oscar Laborde, lo consideró una "sobreactuación" y "exageración" de la gestión de Rajoy, pero buscó al igual que otros funcionarios suavizar el tono y bajar la conflictividad.

Piñera expresó su preocupación

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, aseveró que su país se vería afectado por una posible nacionalización de YPF, ya que la empresa ENAP opera un área con la petrolera de capitales españoles. En ese sentido, llamó al gobierno argentino a respetar la ley, los convenios y los tratados firmados.

Los números de la mayor empresa del país

$ 56.697

Millones

Representa el monto total de las ventas netas de YPF durante 2011, lo que significó un 28% más que el año anterior y la ratificó como la mayor empresa de la Argentina.

419

Pozos

Tiene la empresa, de un total de 917 en el país. Además, tiene 553 de los 1297 pozos de gas, según datos del mercado. Tiene el 54% de la producción argentina de petróleo y el 43,8% de gas.

US$ 18.000

Millones

Es el valor que, según sus accionistas, tenía la empresa antes de empezar la última ofensiva del Gobierno, que ahora tiene la tasa en menos de 10.000 millones de dólares.

YPF

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?