Postura de la Armada

Descarta sumarse al diálogo político
(0)
12 de diciembre de 2001  

BASE NAVAL PUERTO BELGRANO (De una enviada especial).- "Las Fuerzas Armadas no son un actor en el escenario político, sino una institución del Estado que merece ser escuchada y tiene el derecho y la necesidad de aportar lo que debe ser de valor", respondió el jefe de la Armada, almirante Joaquín Stella, al negar que los militares deban formar parte de la concertación política que busca el Gobierno para superar la crisis.

Stella evitó "abrir un juicio de valor" sobre los alcances del acuerdo político al que se intenta arribar, aunque consideró que "es muy importante que estén representadas todas las personalidades relevantes" del país, "pero no las Fuerzas Armadas".

Admitió que la semana próxima se reunirá con Carlos Menem, como ayer lo hizo el jefe del Ejército, pero respondió con un rotundo "no" a una pregunta sobre si consideraba que Fernando de la Rúa había perdido la capacidad de conducir el país.

Además, Stella elogió la "cohesión y espíritu de todo el personal militar y civil que, de cara a la adversidad coyuntural, continúa trabajando con dedicación y entrega".

En la ceremonia en la que puso en funciones al nuevo comandante de Operaciones Navales, vicealmirante Eduardo Llambí (sucede al vicealmirante Carlos Carbone, que el próximo lunes jurará como jefe de la Casa Militar), el titular de la Armada tampoco desaprovechó su discurso para reafirmar su convicción de que, tras los ataques terroristas contra los Estados Unidos el 11 de septiembre último, "las nuevas amenazas nos están obligando a repensar nuestras políticas de defensa y de seguridad de manera integral".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.