La celebración del 25 de mayo. Preocupa a la Iglesia la politización del tedeum