La reducción del servicio diplomático. Preocupa a los europeos el cierre de embajadas