Preocupan a la Justicia los comicios del año próximo

El Gobierno no reglamenta la ley electoral y hay muchas incógnitas
Laura Capriata
(0)
17 de octubre de 2010  

Falta un año para las elecciones generales y diez meses para las internas, pero todavía no se sabe con qué reglas se va a votar. En la Justicia, al igual que en la oposición, crece la preocupación por los puntos oscuros que mantiene la ley electoral sancionada por el Congreso a fines del año pasado y que el Gobierno se demora en reglamentar.

La incertidumbre abarca todos los rubros: no hay presupuesto asignado para actualizar los padrones, se desconoce si se autorizarán o no las "listas colectoras", no hay especificaciones sobre el criterio que se usará para distribuir la publicidad audiovisual (sólo se podrán utilizar espacios otorgados por el Estado) y hay enormes dudas acerca de cómo se controlará el financiamiento de las campañas.

Los temores de la Justicia ya se filtraron en una advertencia pública de la jueza electoral porteña, María Servini de Cubría, en particular por la imposibilidad de actualizar los padrones.

Desde los ámbitos político y judicial coincidieron en marcar una ventaja operativa para el oficialismo, el único que sabe de antemano cómo se van a definir esos temas sensibles para el desempeño electoral.

Las señales de alarma son muchas. Se cuestionan algunos aspectos en que la ley es demasiado vaga y otros que se acordaron, pero que no están en condiciones de entrar en vigor. Un tema sensible es el reparto de publicidad. La ley prohíbe completamente la contratación de avisos de campaña en radio y TV. Esos espacios serán asignados por el Poder Ejecutivo a los partidos en todos los medios del país y ocuparán el 10% de la programación los 23 días antes de los comicios.

Pero no termina de definirse con qué criterios se asignarán medios y horarios a cada partido. "Si sacan de la grilla visible a un candidato la última semana, lo hunden, y cuando la Justicia actúe, ya será tarde", advirtió el jefe del bloque de la UCR en el Senado, Gerardo Morales (Jujuy).

Otro punto que preocupa es el financiamiento. El Gobierno debió pedir en el presupuesto 2011, que ya envió al Congreso, que se fijara el valor del "módulo electoral", una unidad de medida monetaria sobre cuya base se deben calcular los gastos y aportes de toda la campaña (en 2007 había sido de 1,5 pesos por elector). Pero se olvidó de incluirlo, y la justicia electoral tuvo que enviar una nota al Congreso para que lo hiciera con urgencia. No se puede empezar ningún cálculo electoral sin esa medida.

Por otro lado, sólo el operativo judicial previo a las internas costará 15 millones de pesos. Y la nueva ley establece una ambiciosa reingeniería de sistemas, que permitirá dentro de unos 6 años que el padrón contenga foto y huella dactilar de cada elector. "Hasta ahora, no mandaron fondos. Sólo llegaron algunos equipos", confiaron en la justicia electoral.

Tampoco hubo recursos para pasar de los 48 padrones actuales (dos por provincia, femenino y masculino) al nuevo y gran padrón único que deberá aplicarse en las internas abiertas, simultáneas y obligatorias previstas para el 14 de agosto.

Ese padrón unificado implicará reorganizar todas las mesas del país, porque ya no estarán divididas en femeninas y masculinas. El eterno problema de la falta de autoridades de mesa se adelantará a las internas. Para resolverlo, la nueva ley no otorga prioridad a los ciudadanos entrenados, sino al resto, lo que favorecerá el dominio de los militantes.

Del lado de los aportes, la nueva ley unifica la cuenta ordinaria de los partidos con la cuenta especial de campaña. "Es grave para la transparencia porque cuando se mezclen va a ser imposible el control al límite de aportes y gastos a cada partido", opinó Delia Ferreira Rubio, miembro del directorio de Transparencia Internacional. Además, después de los vínculos entre empresas asociadas a la mafia de los medicamentos y la campaña kirchnerista, la ley prohibió la donación de empresas. Pero para Rubio ahora habrá que controlar que no disfracen sus aportes como si fueran donaciones individuales, más difíciles de rastrear.

Artilugios

Otro tema que inquieta son las listas colectoras. La nueva ley prohíbe sólo las listas espejo (cuando un mismo candidato se presenta para diferentes partidos), pero hasta que no se reglamenten las internas no se sabrá si las polémicas listas testimoniales y colectoras se repetirán.

Tampoco se conoce qué papel tendrán las juntas electorales de los partidos, encargadas de verificar todos los requisitos que impone la ley. Para la oposición, no está claras las condiciones para conformar esos órganos especiales ni cómo se controlarán.

Al contrario de lo que pedían los expertos, la ley 26.571 le da mucho más poder a la Dirección Nacional Electoral, dependiente del Ministerio del Interior. Por el decreto presidencial 682/10, esa dependencia sumó 6 direcciones, cargos y presupuesto para atender sus nuevas responsabilidades. "Es un retroceso porque en todo el mundo avanza hacia órganos electorales con autonomía política", opinó la diputada Laura Alonso (Pro).

ALBERTO FERNANDEZ QUIERE A SCIOLI

La idea de una candidatura presidencial de Daniel Scioli tuvo ayer un inesperado apoyo público: el ex jefe de Gabinete kirchnerista Alberto Fernández sostuvo que el gobernador "puede ser una alternativa superadora de Kirchner y ofrecer una política distinta". Expresó así el deseo que empieza a tomar forma entre varios jefes del PJ oficialista. Scioli mantiene el misterio sobre sus planes para 2011.

LOS PUNTOS OSCUROS

Funcionarios judiciales y dirigentes opositores advierten sobre demoras atribuibles al Gobierno, que podrían complicar el proceso electoral.

VENTAJAS

El enorme poder del Estado

La nueva ley 26.571 le da mucho más poder al Ministerio del Interior. Esa dependencia debió sumar nuevas direcciones, cargos y presupuesto para hacer frente a sus nuevas responsabilidades. Los opositores temen maniobras en la distribución de mesas y en el escrutinio.

AVISOS

Distribución de la publicidad

La ley prohíbe por completo la contratación de publicidad de campaña en radio y TV. Esos espacios serán asignados por el Gobierno a los partidos en los distintos medios del país. Pero se desconoce con qué criterio se repartirá el aire y si se usará para beneficiar a los oficialistas.

ALIANZAS

Las listas colectoras

Según el texto aprobado por el Congreso, no se podrán presentar "listas espejo" (un mismo candidato que se presenta por diferentes partidos). Pero no está claro qué pasará con las "colectoras", es decir, cuando un candidato lleva su lista pegada a distintos aliados. Saberlo es clave para resolver la estrategia.

INTERNAS

Presupuesto electoral

Sólo para el operativo judicial previo a las internas se necesitarán 15 millones de pesos. Pero el proyecto de Presupuesto 2011 no incluye partidas para eso. La nueva ley también establece una ambiciosa reingeniería de sistemas, pero tampoco se envió dinero para cumplirla.

EN PLATA

Financiamiento de las campañas

El Gobierno no estableció el valor del "módulo electoral", una unidad de medida monetaria sobre la base de la cual se deben calcular los gastos y aportes de toda la campaña. Sin eso, es imposible empezar a organizar una campaña. Y hay cambios que complicarían el seguimiento de los gastos.

ENTE CLAVE

Juntas electorales, un misterio

Estos organismos ahora tendrán un papel decisivo en el proceso de las internas abiertas: podrán decidir quién puede ser candidato, aprobar las listas y fijar sanciones. El Gobierno todavía no reguló cómo deben integrarse las juntas electorales de cada partido ni cómo las controlarán.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.