Presión oficial por la reforma laboral

Mensaje: el vicepresidente Alvarez acusó a los senadores del PJ de dilatar el debate del proyecto por las elecciones porteñas; críticas por un aviso publicitario.
Mensaje: el vicepresidente Alvarez acusó a los senadores del PJ de dilatar el debate del proyecto por las elecciones porteñas; críticas por un aviso publicitario.
(0)
29 de marzo de 2000  

Obsesionado por lograr la rápida aprobación de la reforma laboral en el Senado, el Gobierno volvió a apuntar ayer, con estilos muy distintos, a un solo blanco: los legisladores peronistas de la Cámara alta.

Poco antes de que comenzara la reunión de gabinete de ayer en la Casa Rosada, el vicepresidente Carlos Alvarez usó la ironía para presionar al bloque opositor del Senado. Parafraseó al titular de Economía, José Luis Machinea, que había dicho que los senadores del PJ "están dormidos", y sentenció: "No podemos dejar que los senadores del bloque justicialista, en función de la campaña del 7 de mayo (cuando se realizarán las elecciones porteñas), nos duerman las leyes o demoren las leyes. Los senadores no están dormidos; están durmiendo las leyes".

Según Alvarez, los legisladores peronistas usan el tema de la reforma laboral para beneficiar al candidato a jefe del gobierno porteño de Acción por la República, Domingo Cavallo. El ex ministro de Economía cuenta con el aval de muchos peronistas, entre otros, el presidente del bloque de senadores justicialistas, Augusto Alasino.

Un tono más moderado, y hasta conciliador, fue el elegido por el ministro de Trabajo, Alberto Flamarique. Al término de la reunión de gabinete, insistió en que la reforma que impulsa el Gobierno "no induce ni promueve la rebaja salarial, sino que promueve e induce el empleo estable en la Argentina".

Se refirió a los legisladores del PJ como "señores senadores" y aseguró que "están haciendo un trabajo adecuado, escuchando a cada una de las partes". "Estamos en diálogo permanente con todos los senadores, tanto del PJ y de los partidos provinciales como de la Alianza". Flamarique negó que el proyecto esté "empantanado en el Senado" y prefirió hablar de "tiempos parlamentarios".

En representación de Machinea, que se encuentra en los Estados Unidos, el jefe del gabinete de asesores del Ministerio de Economía, Pablo Gerchunoff, señaló que la reforma laboral forma "un tándem", junto con la ley de las Pyme, para reducir la tasa de desempleo, estimular la negociación laboral y modernizar las empresas. El funcionario prometió que, a partir del mes próximo, la gente va a notar los primeros signos de reactivación económica del país, en especial en lo referente al consumo.

Quejas gremiales

Por otra parte, el titular del gremio de comercio, Armando Cavalieri, calificó de "chantaje" y "campaña sucia" el spot televisivo en el que el oficialismo advierte que un sector sindical se opone a la reforma laboral porque está en contra de "intereses" y negocios personales".

Cavalieri fue ayer a la Casa Rosada y se reunió con el presidente Fernando de la Rúa en el contexto de una visita como miembro del Club del Siglo, que preside el dueño de la Universidad de Belgrano, Avelino Porto. "Yo no me meto en la vida personal de nadie, ni del Presidente ni del último diputado. No es bueno, no es sincero, no es limpio este juego. El Gobierno no tiene por qué hacer ese juego sucio de chantaje. Nosotros vamos a cumplir con nuestra obligación de defender a la gente", dijo Cavalieri, ofuscado por la ofensiva publicitaria del Gobierno.

Cavalieri advirtió, pese a las críticas, que no se romperá el diálogo con el oficialismo y dijo que De la Rúa le prometió que, si "tenía tiempo", iba a retirar el spot que molestó a sindicalistas y a senadores del PJ.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.