Prevén que a fines de mes estará listo el presupuesto 2002

El FMI analiza desde hoy el proyecto
(0)
22 de enero de 2002  

Hoy el secretario de Hacienda, Oscar Lamberto, junto con su par de Finanzas, Lisandro Barry, desayunará en compañía de los enviados del Fondo Monetario Internacional (FMI) que anoche llegaron a la Argentina un día después de lo previsto.

La nueva misión del organismo multilateral de crédito, que retrasó su llegada al país, revisará junto con los funcionarios argentinos el proyecto de presupuesto que el Gobierno enviará al Congreso hacia fin de mes para su rápida aprobación.

Ayer, en declaraciones a la prensa acreditada en el Ministerio de Economía, Lamberto sostuvo que el diseño final de los números estará liso "sólo a fin de mes o principios de febrero".

Aunque no quiso dar detalles sobre los pormenores del proyecto, Lamberto adelantó que no aparece en él el Fondo de Incentivo Docente, aunque aclaró que sí contempla el pago de lo adeudado a los docentes durante el año último.

"En primer lugar tenemos que ver cómo afrontamos el pago de la deuda, porque no tiene sentido comprometerse a nuevos incentivos cuando todavía no se pagó lo del año pasado. La idea es pagar las deudas", explicó. Después, dijo que el incentivo termina, porque sencillamente "finaliza la ley". Tras conocer sus dichos, los docentes no perdieron el tiempo y rápidamente se pronunciaron en favor de no comenzar en marzo próximo las clases.

Con relación al pago de los compromisos asumidos con el exterior, Lamberto señaló que sólo "figurará el pago a los organismos y probablemente el pago del primer canje que se realizó".

"Sólo esta tarde (por ayer) podremos empezar a cerrar algunos números para tratar de avanzar y enviarlo al Congreso aproximadamente hacia fines de mes (...) Nosotros partimos del desastre, porque, para algunos, parecería que el gobierno de la Alianza no hubiera existido", dijo.

Los auditores

Los que técnicos del FMI que llegaron al país forman parte de la segunda avanzada del organismo desde que Eduardo Duhalde tomó el control del Ejecutivo nacional.

La primera misión estuvo formada por integrantes del Departamento Monetario y Cambiario, que estudiaron el impacto de la devaluación del peso sobre el sistema financiero después de diez años de convertibilidad. También analizaron las consecuencias del "corralito", que restringe la disponibilidad del dinero depositado en los bancos.

Después de estas dos misiones se espera la llegada de los negociadores oficiales, con Tomás Reichmann, jefe del caso argentino en el organismo, para comenzar la discusión política que podría desembocar en una nueva ayuda financiera para la Argentina.

Existe la posibilidad, también, de que la reunión se concrete directamente en Washington y que sea el ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov, el que viaje al encuentro de la ayuda.

El presupuesto que analizará el Fondo prevé una contracción en el producto bruto interno del dos por ciento anual y una inflación no superior al 12%, número que para algunos analistas es demasiado optimista.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?