Primer acuerdo político por la reforma del Estado bonaerense

El PJ, la UCR y el partido de Patti avalan la descentralización de la administración
Pablo Morosi
(0)
25 de agosto de 2001  

LA PLATA.- La descentralización de distintas áreas y la eliminación de instancias superfluas en la administración bonaerense, además de una mayor autonomía para los municipios, fueron las tres ideas que lograron consenso en el primer encuentro entre distintas fuerzas políticas con representación parlamentaria y el gobierno, de cara a la reforma del Estado provincial.

La reunión, realizada ayer al mediodía en la Gobernación, conjugó ausencias y acusaciones, pero también algunas propuestas innovadoras.

A la convocatoria lanzada por el gobernador, Carlos Ruckauf, y de la que también participó su vicegobernador, Felipe Solá, acudieron los titulares provinciales de la UCR bonaerense, Federico Storani; del PJ, Eduardo Duhalde, y del Partido Unidad Federalista (Paufe), Luis Patti. En tanto, desistieron los representantes del ARI, el Polo Social y el Frepaso. Esta última fuerza envió una dura carta, que llevó Storani, en donde se expresó el pensamiento de la Alianza bonaerense con las firmas del radical presente y de Graciela Fernández Meijide.

En el escrito se indicó que la provincia está "sumida en una depresión económica, financiera y social sin precedente". "Las escuelas están paralizadas, faltan insumos en los hospitales y existe un inédito atraso en los pagos y un incierto destino de los bonos".

Se responsabilizó a la gestión de Duhalde por "expandir el crecimiento burocrático ineficaz" y provocar "una fuerte alza del gasto público y un desmanejo generalizado de las finanzas provinciales que generaron un déficit de más de 2000 millones en el presupuesto".

La Alianza propuso una agenda de temas por discutir y una condición: incluir en el debate a "sectores de la producción y del trabajo".

Tras la reunión, Storani brindó una conferencia de prensa en la que destacó las propuestas aliancistas: supresión de organismos superfluos, descentralización y autonomía municipal, la puesta en marcha de un plan antievasión y la creación de una oficina anticorrupción provincial.

"Puede haber una unificación de la administración de ambas cámaras y de esta manera se reducirían sensiblemente sus costos", opinó el ex ministro del Interior, que no avala la idea de que la unicameralidad garantice por sí misma una reducción de gastos.

Descentralización

Según revelaron asistentes a la reunión, Ruckauf propuso realizar experiencias piloto para delegar el cobro de algunos impuestos a las comunas y para trasladar la administración de escuelas y hospitales a los gobiernos locales, manteniendo el financiamiento provincial. "El Estado necesita una profunda descentralización que no implique su desaparición", dijo Ruckauf en la reunión, e insistió en la unificación legislativa. No opinó sobre la inclusión de gremios y empresarios en la discusión sobre las reformas, pero exhortó a los partidos que no participaron de la reunión: "Si no hay diálogo, no habrá resultados para la gente. Creo que hay una gran responsabilidad de la dirigencia".

Ruckauf está obligado a conseguir apoyo legislativo porque no tiene mayoría en la Legislatura, donde deben aprobarse los proyectos de reforma.

Patti apoyó la reducción del gasto político y del sistema unicameral y sugirió reducir a la mitad el número de concejales y una valorización de los votos en blanco que haga que no se cubran bancas legislativas según los porcentajes de sufragios en blanco.

La reforma del Estado provincial está contemplada en la ley 12.727 de emergencia económica, que compromete al gobierno bonaerense a bajar el gasto público y lo habilita a pagar parte de los sueldos con bonos y aplicar reducciones salariales.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?