Primer paso para el impuesto a los autos

La Cámara de Diputados aprobó el polémico proyecto
Laura Serra
(0)
29 de noviembre de 2013  

La fuerte suba impositiva sobre autos de alta gama, embarcaciones y aviones, el proyecto que pergeñaron el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof, para frenar la fuga de divisas, fue aprobado ayer en la Cámara de Diputados, pese a las críticas de la oposición y de los empresarios automotrices, que alertaron sobre el impacto negativo que esta medida provocaría en ese sector.

La iniciativa, que el oficialismo pretende convertir en ley antes de fin de mes en el Senado, propone incrementar los impuestos internos que gravan aquellos bienes considerados de lujo con una banda que va del 30% para los que valen entre $ 170.000 y $ 210.000 pesos y del 50% para los que superen los $ 210.000. La iniciativa se aprobó con 134 votos a favor, 21 en contra y 57 abstenciones.

Los legisladores de la oposición, que en su mayoría se abstuvo de apoyar la iniciativa, advirtieron que al no incorporársele al proyecto una cláusula de actualización automática, pronto aquellos valores quedarán fagocitados por la inflación, lo que terminaría afectando a los vehículos de menor precio. Existe, así, preocupación por los modelos que quedarán afectados.

El presidente de la Asociación de Concesionarios de Autos de la República Argentina, Abel Bomrad, advirtió ayer que la medida impactará sobre el 68% de los automóviles que se comercializan en el país y, por tal motivo, "afectará a toda la cadena de valor" de la industria (ver página 11).

En cambio el diputado kirchnerista Roberto Feletti confirmó que con esta modificación tributaria, el Gobierno aspira a elevar de 200 millones a 1000 millones de pesos la recaudación tributaria por vehículos de alta gama. Además, el legislador oficialista aseguró que la medida afecta al 20 por ciento de la venta de ese sector de la industria automotriz.

Cuentas oficiales

El presidente de la Comisión de Presupuesto refutó las críticas y aseveró que el oficialismo dispuso una serie de modificaciones a la propuesta enviada por el Gobierno que "se orientan a aumentar la progresividad del impacto sobre los impuestos de los autos".

El legislador aclaró que, en el caso de los automotores gasoleros, se propone aumentar el monto de la exención hasta $ 170.000, dado que en estos momentos se ubica en $ 150.000.

En el caso de las motocicletas se aumenta el monto de exención hasta $ 22.000 pesos -hoy se ubica en los $ 15.000- y por encima de los $ 22.000 se aumenta la alícuota del 10 al 50 por ciento.

En lo atinente a las embarcaciones, el proyecto aumenta el monto de exención del gravamen, pasando de $ 22.000 a $ 100.000. Superando los $ 100.000 y hasta $ 170.000, la alícuota pasará del 10 al 30%, y por encima de este monto se aplicará una alícuota que pasará del 10 al 50 por ciento.

Finalmente, en las aeronaves se aumenta el monto de la exención hasta $ 170.000, y a partir de esa cifra se aplicará una alícuota que pasa del 8 al 50 por ciento.

La oposición cuestionó la propuesta. "Es una medida incompleta, un parche, que fija parámetros nominales cuando todo el mundo sabe que quedarán desactualizados rápidamente con la inflación", criticó Miguel Giubergia (UCR).

Su colega Alfonso Prat-Gay (Coalición Cívica) abonó estas críticas. "El tope que hoy asciende a $ 170.000 podría alcanzar dentro de uno o dos años a autos que hoy tienen un valor neto de $ 100.000", dijo.

"Si lo dejamos así, dentro de poco un auto familiar pagará lo mismo que un Porsche", abonó Eduardo Amadeo (Frente Renovador).

Por último, el diputado Gerardo Milman (GEN) insistió en la incorporación de una cláusula automática de actualización. "Hay una innumerable cantidad de vehículos que están entre los $ 150.000 y $ 170.000 que rápidamente van a empezar a tributar", alertó el legislador de la oposición.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.