Primer pedido para que Rodríguez Saá gobierne hasta 2003

Un empresario presentó, a título personal, la acción en la que sostiene que la Corte Suprema "debe abocarse a tratar el tema para la continuidad histórica de la nación y su gobernabilidad"
(0)
28 de diciembre de 2001  • 10:46

La Corte Suprema de Justicia recibió la primera acción de amparo directa apuntada a que el mandato del actual presidente, Adolfo Rodríguez Saá, se extienda hasta el 10 de diciembre de 2003, es decir hasta completar el período que dejó trunco el renunciante Fernando De la Rúa.

Carlos Salvucci, un empresario, presentó a título personal la acción que -entiende- es de "competencia originaria" de la Corte, como intérprete final de la Constitución Nacional.

El amparo es el primero que llega directamente al máximo tribunal, ya que otros dos están radicados ante la jueza electoral María Servini de Cubría y un tercero quedó radicado ante el juez en lo contencioso administrativo Guillermo Rossi.

En su escrito de cinco carillas, Salvucci sostuvo que la Corte Suprema "debe abocarse a tratar el tema para la continuidad histórica de la nación y su gobernabilidad".

La decisión de la Asamblea Legislativa, de designar a Rodríguez Saá con un mandato acotado y convocar a nuevas elecciones "es un vehículo para dirimir divergencias políticas y de poder existentes entre los partidos políticos, especialmente en el justicialismo, que sería en principio el virtual ganador de los comicios de marzo de 2002", sostuvo.

"Un presidente de tres meses no puede tener jamás, aunque lo quiera, la perspectiva gubernamental que permiten dos años", agregó, al opinar que durante ese lapso el gobierno "puede consolidar la destrucción generada en los dos años precedentes".

"Las medidas económicas requieren tiempo, pero las empresas ´amordazadas´ por la inseguridad están inhibidas de su propia productividad y del intercambio productivo por la falta de seguridad pecuniaria y legislativa", apuntó.

Salvucci dijo a la Corte que "este período de gestación deberá extenderse necesariamente hasta el año 2003" porque "pretender cubrirlo en menos tiempo es exponerse nuevamente a un nacimiento fallido, cuyo peso muerto se sumará a la ya pesada carga que el devastado pueblo y sistema productivo deben sobrellevar en la actualidad".

Por ello requirió "la unción del presidente por el término del período gubernamental restante hasta el 2003, la única plataforma temporal real, en que medidas de fondo puedan ser tomadas en beneficio del país, superando las comprensibles medidas coyunturales de emergencia que no alcanzan aún a la gran maquinaria productiva del país".

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.