Primeras señales de Massa a favor de Macri para el ballottage

"La gente no quiere continuidad", dijo, y consideró que "mientras Scioli no sea el líder de su fuerza política, no puede gobernar nada"; el líder de Pro afirmó que "ya dialoga" con el ex postulante de UNA
Jaime Rosemberg
Santiago Dapelo
(0)
28 de octubre de 2015  

Crédito: Huadi

El operativo de seducción comenzó la misma medianoche del domingo, cuando los cinco millones de votos que obtuvo Sergio Massa se convirtieron en un objetivo central para ambos en el camino hacia la Casa Rosada.

Cada uno con sus armas, por boca de terceros o declaraciones propias, Daniel Scioli y Mauricio Macri reforzaron ayer sus intentos de acercarse al ex candidato presidencial de UNA, tercero en las elecciones con poco más del 21 por ciento de los votos. Mientras Macri reiteró que "ya dialoga" con su ex aliado bonaerense vía mensajes de texto, Scioli se mostró dispuesto a "escuchar las ideas" y planes que el diputado nacional bonaerense presentó durante la reciente campaña.

Desde el búnker de Scioli, y también desde la mesa chica que rodea al candidato de Cambiemos, negaron que haya comenzado a desplegarse un plan para negociar con Massa. Pero dirigentes cercanos a ambos candidatos expresaron su "cercanía" con los votantes de UNA, agrupación que entre hoy y mañana definirá su postura con relación a la segunda vuelta, prevista para el 22 de noviembre.

Massa, en tanto, dio las primeras pistas de cara a la segunda vuelta: en declaraciones radiales afirmó que la gente "no quiere continuidad" y criticó a Scioli al afirmar que "mientras no sea el líder de su fuerza política no puede gobernar nada". Añadió que el gobernador bonaerense "tiene que dejar de ser empleado de Cristina".

Más tarde, sin embargo, su propio compañero de fórmula, Gustavo Sáenz, aclaró que no hay "posición tomada" con relación a ballottage.

"Confío en que ahora, a la hora de la verdad, y en una final con estas características, va a prevalecer la voluntad de lo que yo sintetizo como el círculo celeste y blanco", dijo Scioli, ayer, un rato después de aclarar que quiere "escuchar las ideas" de Massa. Ideas y propuestas que en algunos casos, como la reforma del Código Penal y el endurecimiento de penas, se acercan más al pensamiento de Pro.

"Daniel es un hombre que ha levantado desde siempre las banderas del peronismo. En cambio, otros (por Macri) creen que se hacen peronistas porque inauguran una estatua. Ser peronista es más que eso", afirmó José "Pepe" Scioli, presidente de la Fundación Dar y hermano del gobernador. Otro habitual vocero del sciolismo, el senador provincial Alberto de Fazio, destacó: "Hay coincidencias con el votante de Sergio Massa en términos ideológicos con respecto al narcotráfico".

Según pudo saber LA NACION, durante las reuniones de ayer en las oficinas del Banco Provincia, y al igual que anteayer, abundaron en el sciolismo los duros reproches, pases de factura y catarsis interna.

Desde el macrismo, en tanto, la estrategia para el ballottage fue analizada por el equipo de campaña que encabezan Marcos Peña y Emilio Monzó, y que también integran Jorge Macri y Diego Santilli. Los últimos dos y el jefe de gobierno electo, Horacio Rodríguez Larreta, mantienen un buen vínculo con el tigrense, algo que podría valer a la hora de la negociación, que según fuentes de Pro aún no comenzó. "El próximo objetivo es ganar la elección, estamos enfocados en eso, más allá de que diálogos hay muchos", afirmó a LA NACION el secretario de Gobierno, Marcos Peña.

Por lo pronto, el propio Macri reconoció ayer que "vía mensajes de texto" se comunicó con Massa y De la Sota, aunque esos mensajes datarían del domingo a la noche y no habrían avanzado más allá de los saludos protocolares luego de una elección. "Estamos hablando con Sergio. Hay vocación de acordar políticas, de buscar coincidencias. Se viene una Argentina distinta", dijo Macri en declaraciones a Telefé. El ex ministro de Economía Roberto Lavagna desmintió a LA NACION haber recibido algún ofrecimiento de los espacios en pugna, un rumor que alimentaron referentes de ambos sectores. Hay, en el massismo, matices: mientras Lavagna se ha manifestado contra Macri en más de una oportunidad, otros están más cerca del líder de Pro.

Ayer, ambos candidatos siguieron con interés las definiciones de Margarita Stolbizer, que terminó quinta en las elecciones del domingo. Si bien no se definió, la ex candidata de Progresistas dijo que "no votaría" por Scioli porque "es la continuidad de este gobierno" (ver aparte).

Los que sí se manifestaron en favor del gobernador bonaerense fueron la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, y el ex candidato a gobernador de Entre Ríos por el Frente Renovador Adrián Fuertes. El senador sanjuanino Roberto Basualdo anunció que votará por Macri.

del editor: cómo sigue. Los cinco millones de votos que obtuvo Massa serán decisivos en el ballottage; el ex candidato de UNA comenzó a dar pistas de sus preferencias electorales.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.