Pro cerró el año con un almuerzo y premió a Vidal con más espacios