La principal entidad financiera nacional privada busca salir a flote. Procuran capitalizar el Banco Galicia